La Mentira, Escudo de Ineficiencia en la 4t

*Ordena el Director del INSABI Comprar Fármacos Inexistentes

*El Compendio Nacional de Insumos, Actualizado Desde 2019

*Registra 14 mil 14,807 Claves y se han Adquirido Cerca del 50%

Por Joel Armendáriz

Juan Antonio Ferrer -tabasqueño, por supuesto- fue designado director del ineficiente, hasta ahora, del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar, el 19 de enero de 2020.

Para esas fechas trabajaba en el Compendio Nacional de Insumos del Sector Salud y el 30 de abril se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Acuerdo por el que el Consejo de Salubridad General emitía el Compendio Nacional de Insumos. Correspondió al secretario técnico del CSG, José Ignacio Santos Preciado, darlo a conocer. Con fecha 26 de abril de 2021 se publicó la Edición 2021 del libro de Medicamentos del Compendio Nacional de Insumos para la Salud.

Síntesis: estaba aprobado el número de claves de fármacos que consume el Sector Salud y cuya cifra, aunque se redujo con respecto al año 2018, quedó fijada en 14,807 claves únicas, de las cuales 2,094 son exclusivamente de medicamentos, es decir el equivalente al 14% del total, según la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma).

Sin embargo, la semana pasada el director del organismo que mal sustituyó al Seguro Popular, declaró que hay “deficiencias” en la compra y abasto de medicamentos y materiales de curación en México, entre ellas, las solicitadas a la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) es decir, la adquisición de más de mil claves de fármacos que ya no se fabricaban.

¿Cómo pidieron fármacos inexistentes?

Según Ferrer esto es debido a que desde 2014 no se hacían actualizaciones al Compendio Nacional de Insumos Médicos.

¿Y entonces las publicaciones en el DOF firmadas por el secretario técnico del Consejo de Salubridad General son fake news?

El desconocimiento pleno del señor Ferrer en materia de fármacos, cuyos anteriores empleos giraron en torno al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), ha puesto en riesgo la vida de miles de personas que son tratadas no solamente en el INSABI, sino en todo el Sector Salud al solicitar a la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), la adquisición de medicamentos e insumos inexistentes.

(Es de los empleados del gobierno federal que es “honesto” en 99 por ciento y solamente el 1 por ciento de capacidad, como lo exige el presidente de la República).

Hace un mes, Ferrer reconoció, junto con el secretario de Salud, Jorge Alcocer, que los fármacos para los tratamientos de cáncer, no solamente de niños sino de adultos, estaban “cubiertos”. Sí, solamente acumulado en almacenes solamente alcanza el 25 por ciento, de acuerdo con sus palabras.

Afirma ahora que una parte importante de las piezas que se adquirieron para este año se recibirán hasta el primer semestre de 2022, e insistió el craso error de que habían pasado 7 años sin que el Compendio Nacional de Insumos Médicos fuera actualizado.

En el afán de mantener su mentira y exculpar su ignorancia, el funcionario que se ubica en el “selecto” círculo del “Grupo Tabasco”, declaró:

“Resultó que le dimos un número de claves a la UNOPS y salió al mundo a hacer adquisición de claves que ya no existían. Ese producto ya no se fabricaba por los laboratorios y entonces tuvimos que concurrir al Consejo de Salubridad General para que actualizara el compendio, y ahora nos estamos dando a la tarea de seguir con esa revisión”.

Falso. Por lo menos eso indican las publicaciones del secretario técnico… salvo que también haya mentido.

Porque la mentira se ha convertido en el escudo del gobierno de la 4t. Se aplica en todo lo que realiza la administración encabezada por Andrés Manuel López. Lo mismo se dicen falsedades sobre el crecimiento económico que de la reducción de la pobreza y la felicidad en la que viven todos los mexicanos.

Alejandro Antonio Calderón Alipi, titular de la Unidad de Coordinación Nacional de Abastecimiento de Medicamentos y Equipo Médico del Insabi, se sumó a la cadena de mentiras de su jefe. Dio a conocer que para el primer trimestre de 2022 la Secretaría de Hacienda y Crédito Público aprobó la ampliación de contratos para las empresas que están abasteciendo en este año, dado que existen retrasos en la entrega de medicinas de almacenes.

“Se sobrecargaron al principio los almacenes, pero con ayuda de la Sedena estamos apoyando para liberar estos y poder así hacer la gestión de pagos a proveedores para tranquilidad de los proveedores. El recurso y los pagos está garantizado, sólo es un tema administrativo que estamos solucionando en todo el sector”. Falso. ¿Cómo se puede saturar la capacidad de los almacenes con la escasa entrega de fármacos?

ADMISIÓN DE CULPA, RELEVO DE PRUEBAS

Ferrer, quien no se inmuta por sus desatinos -es de sabios cambiar de opinión o reconocer errores, algo de lo que carece- y simplemente señala:

“Al llegar a esta etapa del proceso, se reconoce de parte de nosotros deficiencia, pero no nos hemos quedado en el lamento, lo que hemos hecho es resolver cada una de las situaciones a pasos acelerados con la UNOPS. En un trabajo muy sencillo, poniéndonos de acuerdo, así lo planeamos y así se deberían resolver las cosas y así las estamos resolviendo”.

Si es un trabajo muy sencillo ¿por qué lo hace tan difícil su gestión?

Admite sus deficiencias y no dice, por ejemplo, qué avance se registró al no quedarse con los brazos cruzados.

La síntesis es clara: se desapareció el Seguro Popular para sustituirlo con un organismo cuyas reglas de operación apenas se están conociendo. Y la decisión fue de etiquetar a todos los integrantes de la industria farmacéutica (incluida la distribución), de corruptos, ladrones, enemigos del pueblo.

Y por supuesto, la improvisación de funcionarios en puestos clave para la salud de millones de personas que carecen de la seguridad social.

Acerca de misionpo 20547 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.