Agandalle Militar

Punto de Vista

Por Jesús Michel Narváez

Hace 48 horas -poco menos-, el general secretario, Crescencio Sandoval, se refirió a las lealtades de las fuerzas castrenses.

Como le comenté ayer en este mismo espacio, el lenguaje adecuado no parece dársele. Mencionó que el Ejército, la Marina y ¡la Guardia Nacional! apoyan la transformación iniciada por el Comandante Supremo porque, según sus palabras, beneficia al pueblo.

En su discurso, cargado de supuesta ideología, nada que ver con la presente en la Revolución Mexicana, dejó en claro que las fuerzas armadas de México están al servicio de la cuatroté.

Quisiera, si me lo permite el inteligente lector, señalar que la Guardia Nacional, constitucionalmente, no es un cuerpo más en la Secretaría de la Defensa Nacional y por eso el presidente López pretende una reforma constitucional para que, como ente civil que tiene como función sustituir a la Policía Federal, pase a ser el “cuarto brazo armado de la Defensa Nacional”.

Hasta el momento, la GN no depende legalmente, aunque sí de facto, al Ejército.

Según la Ley, la GN obedece al mando civil de la Secretaría de Seguridad Ciudadana. El primer “jefe” -así, entre comillas”- fue Alfonso Durazo, hoy gobernador de Sonora (cumplió su sueño dorado).

La actual #jefa” de la Guardia Nacional es la sucesora de Durazo, la periodista convertida en política, Rosa Icela Rodríguez.

Luego, entonces, la institución creada para fortalecer la seguridad en el país y frenar la ola de violencia “provocada por la guerra de Calderón”, es un órgano civil y por tanto el general secretario no tiene ninguna facultad legal para hablar a nombre de ella.

El presidente López, en su mensaje con motivo del 111 aniversario del inicio de la gesta revolucionaria, dijo: “Los integrantes de las fuerzas armadas son leales a la Constitución y a las instituciones. No han pertenecido, ni van a pertenecer, estoy seguro, a la oligarquía; vienen de abajo y tienen como origen e identidad al México profundo. El soldado es pueblo uniformado y por eso nunca traicionará a su gente, nunca traicionará a la libertad, la justicia, la democracia, ¡nunca traicionará, el soldado mexicano, a la patria viva”.

Habría que revisar la estirpe de quienes tienen el poder militar. Saber si los ahora secretarios de la Defensa y Marina no tienen parientes que hubieran utilizado sus carreras militares para “servir al amo equivocado o ¿certero? y que hoy sus descendientes se proclaman leales -¿se habrá consultado a la tropa?- a los principios cambiarios -sí, como monedas- propuestos por el régimen autoritario.

Más allá de la estirpe de los militares, que la tienen y con grandes historias, La Guardia Nacional no pertenece a la Defensa Nacional, aunque administrativamente, se haya creado el Comando Conjunto en el que, ilegalmente, se incorpora a la institución civil que, por ley, depende de una entidad gubernamental que no es la Sedena.

Se trata de un agandalle que viola la Constitución, la que dice el presidente de la República que “… las fuerzas armadas son leales a la Constitución y a las instituciones”.

Algo que, de ser cierto, tendría que aplicar el señor López, cuyas acciones políticas sobrepasan sus facultades y se convierte en un presidente metaconstitucional.

La Guardia Nacional, comandada por un militar que no cumplía los requisitos legales, Luis Rodríguez Bucios, sigue siendo una institución sujeta, constitucionalmente, al ente civil denominado Secretaría de Seguridad Pública Ciudadana.

¿Cuál razón hace que el presidente muestre excesivo reconocimiento a las fuerzas castrenses?

Supongo que sería valida la cita que se le atribuye a Victoriano Huerta y me hizo llegar uno de los inteligentes lectores de este espacio:

“La militarización de México la hice con el fin de obtener un gran contingente de fuerzas para el caso de tener que emprender una campaña y también con este objeto: someter a todos los que quisieran oponerse a mi política, por medio de la disciplina militar”.

Agandalle y violación constitucional.

Ahí la dejo.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, Twitter: @misionpolitica, Facebook: Jesús Michel y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por el 760 de Amplitud Modulada.

Acerca de misionpo 32936 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.