Reporta CNDH que Aburto tiene buena salud y comunicación con su familia

Personal adscrito a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) constató el pasado lunes 25 de octubre que Mario Aburto Martínez, sentenciado a 45 años de cárcel por el asesinato del candidato presidencial priísta Luis Donaldo Colosio, se encuentra en buen estado de salud y tiene comunicación con su familia en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) Nº 12 CPS Guanajuato, aunque no lo visitan debido a la lejanía del lugar en donde radican, según reportó el organismo.

En un comunicado, la CNDH dio a conocer que personal se presentó en las instalaciones del Cefereso, para notificar a Aburto Martínez la emisión de la Recomendación 48VG/2021, dirigida a la Fiscalía General de la República (FGR) y al Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social (OADPRS), por violaciones graves a los derechos humanos, entre ellos tortura e incomunicación, misma que difundió el 26 de octubre.

Indicó que la diligencia se efectuó de manera personal con Aburto Martínez, quien les reiteró que ha solicitado su traslado para poder estar más en contacto con su familia; así también, que se encuentra analizando junto con su abogado de oficio la posibilidad de promover los medios de defensa para impugnar la sentencia condenatoria que se le impuso.

La Comisión Nacional detalló que durante la lectura de la recomendación 48VG/2021, se le explicó a Aburto Martínez el contenido de la misma, sus alcances y los puntos recomendatorios que fueron dirigidos a las autoridades responsables, “por las violaciones graves a derechos humanos principalmente de tortura en su agravio”.

Añadió que la víctima manifestó estar de acuerdo con el pronunciamiento y resaltó que las anteriores administraciones de la CNDH no habían realizado una debida investigación a su caso, por lo que agradeció que esta ocasión se le haya brindado la atención adecuada a su queja, cuya resolución ha derivado en la citada recomendación, y que con ello siente que se está avanzando “para dar a conocer al pueblo de México la verdad de los hechos y poder limpiar su nombre y el de su familia, criminalizados y perseguidos por 27 años”.

La CNDH destacó que este organismo hizo el compromiso con la familia Aburto, “pero también lo asume con toda la sociedad y desde luego con las víctimas de los hechos sucedidos en Lomas Taurinas el 23 de marzo de 1994, de no cejar en su responsabilidad ni en su misión de velar por los derechos humanos de todas y todos ellos, y defender denodadamente, como le corresponde, el derecho a la justicia y a la verdad que merece el pueblo mexicano, principal agraviado con el asesinato de quien fuera candidato presidencial en ese tiempo, y con la consecuente investigación desde hace años cuestionada pero hoy plenamente acreditadas sus omisiones, fallas, ocultamientos y acciones deliberadas”.

Agregó que está en espera de la respuesta de las autoridades recomendadas, “a la altura de los nuevos tiempos que vivimos y lo que de todos nosotros espera la mayoría de las y los mexicanos”.

La Comisión Nacional también hizo un “respetuoso” llamado a los medios, para abordar el caso con la responsabilidad que merece, “por tratarse de un asunto de interés nacional, pero además por estar acreditada plenamente la calidad de víctima del señor Aburto y de su familia, evitando la difusión de informaciones alarmistas o tendenciosas, sin verificación alguna, que además pueden poner en peligro la integridad de todos ellos, razón por la que estamos meditando, incluso, medidas adicionales de protección que la garanticen”.

Acerca de misionpo 17805 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.