Hacia a Dónde nos Lleva AMLO

Por Alberto F. Mena Mallen

A casi tres años del gobierno de la 4T nos hemos percatado de que esta administración nos lleva a un sitio poco agradable para muchos o casi todos -por los chairos-, ya que hasta la fecha no se ven avances en los programas de gobierno, aunque los presuma con otros datos o con mentiras que se distribuyen a diario en las mañaneras, por lo que es importante que quienes piensen que no vamos a ningún lado, reflexionen sobre la importancia de participar, primero en la vida electoral del país y luego en cualquier actividad cultural, académica, o social que tengan oportunidad, lo que permitirá mayor cohesión social.

Es vital que se inicie la posibilidad de emitir mayor información de los posibles candidatos a la presidencia de la República, de todos los partidos -no solo los de Morena- que puedan participar en los comicios del 2024 y que sean los propios institutos políticos los que distribuyan dichos datos para que los mexicanos puedan evaluar todas las posibilidades que existen para poder evitar lo que está sucediendo actualmente con este gobierno, que prometió el cambio, el que hasta la fecha no se ve y menos se asoma tantito. El debate habrá que comenzarlo para informar a los mexicanos de quien es quien en la caballada. Si ya el primer mandatario adelantó la sucesión, es hora de conocer a los otros precandidatos.

Es necesario recordar que quienes votamos por el actual presidente de la República nos fuimos con la finta del cambio que prometió y que hasta estos días no vemos, aunque es de reconocerse que la pandemia retrasó los proyectos morenistas, pero ello no implica que las condiciones en todos los sentidos se agraven por las malas decisiones que se han tomado en muchos campos, como el de la inseguridad, y solo como un ejemplo.

Desde que iniciaron “las mañaneras”, hubo quienes se encargaron de ir enlistando las mentiras o medias verdades, imprecisiones y datos falsos que se emiten desde Palacio Nacional hasta documentarlas y hay quienes lo han señalado públicamente en medios de comunicación con datos del propio gobierno, -no los que tiene López Obrador, aunque al parecer son los mismos-, y que llegan a más de 50 mil, ya que se asevera que al día hay hasta 88 datos inexactos.

Hasta el exterior se ha comentado y criticado este tipo de acciones, que defiende el primer mandatario a capa y espada, aunque afirme que, al ser neoliberales quienes los emiten, tienen que actuar de esta forma, -para defender su status quo-, aunque se citen análisis elaborados con datos oficiales, mismos que siempre las ha descalificado el presidente al argumentar que no se toman variables humanas o tal vez morales, entre otros.

Lo que es cierto, es que las condiciones actuales no están para echar las campanas al vuelo, tal y como lo hace desde el presidente, hasta funcionarios como la jefa de gobierno de la Ciudad de México, que se niega a tomar en cuenta las decisiones del gobierno federal, particularmente lo relacionado a la pandemia y los colores que se toman en cuenta para orientar a la población en materia de movilidad y economía pública y privada.

Y es de señalar que, este virus ha afectado a cientos y miles de ciudadanos, quienes han tenido que morir por malas determinaciones de la autoridad, como el mal manejo del sistema de salud, por lo que los infectados y pacientes han tenido que gastar sus recursos personales y familiares, para atenderse en el sector privado y ahora se presenta una tercera ola de coronavirus que provocará que los niños no vayan a la escuela, por decisión de sus padres, contrario a la postura del primer mandatario, quien afirmó que “llueve o truene” se reanudarán las clases a fines del presente mes de agosto.

Hay tantos problemas que están creciendo que, ante la austeridad, ya no republicana, sino franciscana, muchas soluciones se están posponiendo, como sucede con los baches en casi todas las ciudades de la República. Hasta se puede pensar que no cumplen con esta obligación para que la economía se reactive con las llantas ponchadas, amortiguadores perjudicados o suspensiones amoladas, mismas que tienen que ser sustituidas porque la autoridad no gasta ningún peso en estas tareas, total que los automovilistas que tienen vehículos, que les cueste su operación, más de la cuenta de lo que ya se gasta.

López Obrador, aseguró durante su gira por Sinaloa -a principios del mes de agosto-, que implementará un programa nacional para tapar ya no los baches, sino las albercas que se han formado por tanta lluvia que ha caído en las últimas semanas, pero el problema radica en que dicho plan tal vez se implemente en los próximos meses, debido a que ya tienen tantos problemas sin resolver que tal vez no puedan cumplir con éste

Y ya ni hablar del asunto de la carencia de las medicinas que continúa tanto en el IMSS como en el ISSSTE y no se diga en los que son responsabilidad del gobierno; otro punto que se presentó al ir a verificar con cita un vehículo al Estado de México, en Atizapán, resulta que se les acabaron las calcomanías cero y doble cero, por lo que rechazaron a quienes acudieron a cumplir con esta obligación. Se argumentó que varios verificentros tenían el mismo problema y ahí se ve la mala planeación y organización.

Presumen que sí hay cambios en favor de la ciudadanía y del país, pero existen ejemplos como los mostrados, y uno que aún sigue latente, la carencia de medicamentos para niños con cáncer, donde demuestran que son unos improvisados, mal organizados y con una carencia total de un sistema de información y comunicación hacia los mexicanos, que evite que sufran por las ocurrencias que se implementan a diario.

La inflación, que dicen que está controlada, pero solo en sus imaginaciones, ya que todo está subiendo sin control, como las tortillas, el pan de dulce, frutas y verduras y lo que son abarrotes, entre otros productos y servicios.

Hay que pedirles a los mexicanos que sean más participativos y que por su cuenta se informen sobre todos estos asuntos que los implican.

fermallen@gmail.com

Acerca de misionpo 16037 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.