Violan la Sentencia de la Corte y hay Silencio

*La Consulta no es Para Enjuiciar a los Expresidentes Sino a los Actores del Pasado

*A Pesar de la Prohibición Constitucional en Palacio Nacional la Promueven

*37 Millones 424 mil 106 Personas, Número Mágico Para que sea Vinculante

*Difunden los Bots en Redes Sociales los Cargos Para Juzgar a los Antecesores

Por Gerardo Lavalle

El pasado jueves dio inicio el proceso para la mal llamada Consulta Popular para “juzgar a los expresidentes” y aunque Ciro Murayama, consejero electoral del INE advirtió que Morena no acata la orden de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al insistir en que el ejercicio democrático es para llevar ante la justicia a los expresidentes, sus promotores hacen caso omiso y utilizan a sus bots en redes sociales para “lincharlos” sin que la Corte se pronuncie.

La complicada pregunta que aprobaron los 11 integrantes del máximo tribunal de justicia del país, dice textualmente: “¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”. Nunca se mencionan nombres y, sin embargo, los exponen los promotores de Morena.

Incluso, el mismo jueves en redes sociales los “mensajeros del linchamiento” difundieron, sobre en Twitter -¿pues no que ya dejó de ser una red de importancia para los debates?- mensajes que, no dejan duda, buscan recordar los hechos que, presuntamente, hundieron al país y dañaron a los mexicanos.

De Zedillo dicen que avaló el Fobaproa y contrajo una deuda que después de 20 años todavía resta por pagar un billón 800 mil millones de pesos, que si se mantienen los “abonos” deberán pasar 30 años más para la liquidación total. De Salinas mencionan que devolvió los bancos a quienes la nacionalización de López Portillo, quitó. Denuncian que vendió Teléfonos de México. De Fox afirman que gastó 100 mil millones de dólares obtenidos por los elevados precios del petróleo y que no se invirtió en ninguna obra en beneficio de la población. De Calderón no quitan el dedo del renglón y con acusan de genocida por su brutal guerra contra el narcotráfico. A Peña Nieto lo colocan como el rey de la corrupción y de haber entregado los recursos energéticos a empresas extranjeras.

Hay razón en sus afirmaciones. Sin embargo, se convierte en manipulación cuando en la boleta no aparecerán los nombres y la Corte lo prohibió por, presuntamente, violar los derechos humanos de los expresidentes.

No obstante, el maniqueísmo es el elemento central que utiliza desde el presidente de la República, quien sostiene que la consulta es para hacer justicia y sus corifeos se encargan de envenenar el ejercicio democrático en aras de destruir el pasado y escribir la nueva historia que se encuentra llena de inconsistencias.

CONSULTA A MODO

En la Presidencia de la República ya tienen la experiencia de que sus seguidores no son activistas profesionales. En septiembre del año pasado fueron incapaces de juntar los dos millones de firmas para que la petición a la Corte fuera por parte de los “ciudadanos” y con urgencia y al cuarto para las doce, para cumplir el plazo constitucional para presentarla, el día en que se celebra el Grito de Independencia, el presidente se vio obligado a enviar su iniciativa de Consulta al Senado de la República para que a su vez éste la enviara a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Hace una semana, desde Palacio Nacional el huésped temporal pidió reducir el porcentaje de votos para hacer vinculatoria la consulta y que los poderes Ejecutivo y Legislativo tuviera la oportunidad de llevar ante la justicia a los expresidentes. Debemos insistir en que lo aprobado por la Corte, además de ser inatacable, no permitió que el ejercicio democrático sirviera para ese fin.

Los senadores y diputados; gobernadores y funcionarios de diversos niveles tanto del Gobierno federal como de los estatales, entre los que resalta el de la Ciudad de México, han utilizado y utilizan las redes sociales y las conferencias de prensa para “invitar” a los ciudadanos para que acudan a las urnas el primero de agosto y voten por el SÍ para que aquellos que dañaron el patrimonio de los mexicanos.

(No deja de ser una utopía aquello de que el petróleo, el gas y la energía eléctrica es de los mexicanos. Todo lo administra el Gobierno y es quien decide dónde queda la presunta riqueza. Este régimen recibirá miles de millones de dólares en el presente año gracias a la elevación del crudo en el mercado internacional. Nadie sabe qué hará con ellos porque en el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2021 se fijó el precio del barril en 42.1 dólares y actualmente se cotiza en 71.18).

SPOTS AL POR MAYOR

Si bien durante el proceso electoral en el que se renovó la totalidad de la Cámara de Diputados. 15 gobiernos estatales, 32 congresos locales y mil 923 ayuntamientos, se difundió la friolera de 55.5 millones de spots entre las precampañas y las campañas, para la Consulta Popular el INE -sin recursos financieros para realizarla y cuyo costo superará los 500 millones de pesos- serán “solamente” ¡378 mil! que serán divulgados en solamente 16 días.

Es decir, 25 mil 200 cada 24 horas.

De acuerdo con el plan de difusión de los mensajes para promover este ejercicio aprobado por el Instituto Nacional Electoral, cada una de las tres mil 500 estaciones de radio y televisión deberán pautar 212 spots diarios en el periodo del 15 al 31 de julio de 2021. Los spots deberán de tener carácter institucional, abstenerse de incluir frases, imágenes, voces o símbolos que puedan incidir de manera positiva o negativa en el resultado de la jornada consultiva, dice el INE.

Y aunque la ley marca que sólo el INE podrá desplegar una campaña para informar y convocar a la población a participar en el ejercicio, prohibiendo que funcionarios de gobierno o partidos políticos hagan propaganda para tratar de influir en el voto de las personas, los promotores de Morena, el Presidente de la República y sus empleados, difunden la Consulta y entregan volantes a lo largo y ancho del territorio nacional en los que se observan los rostros de los expresidentes. Violación total a lo ordenado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Instituto Nacional Electoral, quien en las boletas colocó la pregunta de la Corte y en letras grandes el SÍ y el NO.

EL REQUISITO SINE QUA NON

Con la definición de sine qua non: Expresión latina que significa ‘sin la cual no’ y se aplica a una condición que necesariamente ha de cumplirse o es indispensable para que suceda o se cumpla algo, la Consulta enfrenta el muro Constitucional del número de ciudadanos que deben emitir su voto para que la misma sea vinculatoria.

De acuerdo con el artículo 35 Constitucional,  este ejercicio será vinculante sólo si vota 40 por ciento del padrón electoral. Es decir, para que sea válido este ejercicio se deberá de contar con la participación de al menos 37 millones 424 mil 106 personas.

Después de las elecciones del primero de junio y contabilizados todos los votos efectivos y nulos, la participaron ciudadana fue alrededor de 48 millones de ciudadanos, conforme lo informó el INE en un comunicado difundido el pasado día 15.

(Extraña cifra de participación el 7 de junio. Inicialmente se dio a conocer que la participación alcanzó el 52 por ciento de los ciudadanos inscritos en la Lista Nominal, lo que habría marcado un récord para elecciones intermedias).

Con los números del INE, la diferencia entre uno y otro ejercicio democrático sería de 10 millones 600 ciudadanos.

A diferencia de las elecciones de junio, cuando se instalaron 164 mil 244 casillas, para la Consulta habrá solamente 57 mil Mesas Receptoras y participarán 285 mil 220 ciudadanas y ciudadanos que se desempeñarán como funcionarios de casilla, contra el millón 400 mil personas que estuvieron al frene en junio.

No obstante el limitado número de ciudadanos que podría participar en la Consulta Popular, el INE, por ley, imprimió 93.5 papeletas -así las definió el organismo- para que ningún ciudadano quede excluido del ejercicio democrático.

TODO EN MARCHA

El INE, facultado por la Constitución como el único órgano para organizar elecciones federales y consultas populares oficiales, dará a conocer por la noche del domingo primero de agosto los resultados del ejercicio democrático. Lo hará mediante el conteo rápido, lo que dará la idea general de quienes emitieron el sufragio por el SÍ y cuántos por el NO.

De tal suerte, todo está en marcha y dentro de 11 días sabremos si el presidente de la República, su partido, el oficialista Morena y sus seguidores obtuvieron los votos suficientes para la vinculación y si después la misma lleva a juicio a los “actores del pasado…”.

Acerca de misionpo 15478 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.