El 2024

*Mantendrán o no la Alianza los Partidos PAN, PRI y PRD

*Los Diez Posibles Candidatos de los Partidos Para la Presidencia

*Hoy, Marcelo y Claudia Difícilmente Pueden Hacer Compromisos

*Es Ahora Desconocido el Deseo AMLO: Candidato o Candidata

Por Ezequiel Gaytán

La alianza Va por México puede ser calificada de exitosa en la coyuntura que acaba de acontecer el pasado seis de junio debido a que evitaron la mayoría calificada del partido Morena, pero no me queda claro lo que va a ocurrir a partir del primer día de septiembre de este año cuando se instale la nueva legislatura en la Cámara Baja. ¿Acaso mantendrán la alianza los tres partidos o cada uno se va a ir por su lado y junto con Movimiento Ciudadano jugarán sus cartas según las circunstancias?, ¿El Partido Revolucionario Institucional aceptará la invitación presidencial? Esas y otras cuestiones nos asaltan a muchos. De ahí que lo que voy a escribir es un escenario lineal e incluso cuestionable desde el punto de vista metodológico, más lo que deseo construir es una hipótesis acerca de la sucesión presidencial en el año 2024.

El Partido Acción Nacional (PAN) hasta el momento perfila dos candidatos: Ricardo Anaya Cortés (Estado de México, febrero de 1979) y Marko Cortés Mendoza (Michoacán, octubre de 1977). Ambos, militantes de su partido desde hace décadas y con méritos suficientes para ser considerados en el seno de esa organización, pero desde mi punto de vista necesitan fortalecer su liderazgo con el trapío suficiente para dirigir el destino nacional. Cabe destacar que el blanquiazul es la vanguardia de la oposición en la actualidad, pero no estoy seguro de que los votos recibidos en la reciente elección fueran a su favor o reflejen el voto de castigo al gobierno Federal.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) también perfila dos nombres: Alejandro Moreno Cárdenas (Campeche, 1975) y Alfredo del Mazo Maza (Estado de México, 1975). Son personajes relevantes dentro de un partido histórico, pero al cual la sociedad aún le tiene recelo debido a la percepción de corrupción e impunidad que encarnan algunos exmilitantes de ese ente político. Es importante destacar que hay rumores de que miembros del tricolor desean la salida de sus actuales dirigentes debido a los resultados electorales y posiblemente se avecinen dificultades en el seno del PRI.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) perfila a dos individuos, Jesús Zambrano Grijalva (Sonora, 1953) y Jesús Ortega Martínez (Aguascalientes, 1952). Sendos protagonistas de militancia en las izquierdas mexicanas y que a decir muchos analistas políticos se han convertido en señores de esa organización política. Es un partido en crisis y difícilmente se sostiene en el escenario político nacional, por lo que la candidatura de alguno de ellos a la presidencia de la República se ve cuesta arriba.

Finalmente, Movimiento Ciudadano, aunque no fue parte de la alianza podría convenir con los tres partidos arriba mencionados ya que tiene dos nombres de mexicanos con capacidad de liderazgo, Enrique Alfaro Ramírez (Jalisco, 1973) quien es el actual gobernador de su entidad y se ha enfrentado abiertamente al gobierno Federal y Samuel Alejandro García Sepúlveda (Nuevo León, 1987), quien acaba de ganar la elección a gobernador por su estado. Son dos políticos jóvenes y oriundos de dos entidades de la República que política y económicamente son significativas.

Esos ocho nombres son quienes, hasta el momento, en sus respectivos partidos podrían, eventualmente, ser los candidatos a la presidencia de la República. Pero que desde mi punto de vista otra vez requieren volver a crear una alianza a fin de enfrentarse a la maquinaria del Estado morenista.  Consecuentemente observo que el único que concita y persuade a la alianza es Alfaro Ramírez debido a su capacidad de liderazgo, conductas afirmativas en favor de su entidad federativa y su elocuencia claridosa.

Por parte de Morena suenan, por el momento, tres nombres, en orden alfabético: Marcelo Ebrard Casaubón (Distrito Federal, 1959), actual secretario de Relaciones Exteriores y ex gobernador de la Ciudad de México, Ricardo Monreal Ávila (Zacatecas, 1960), exgobernador de su natal estado y actual presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado y Claudia Sheinbaum Pardo, (Distrito Federal, 1962) actual jefa de Gobierno de la Ciudad de México y exjefa delegacional en Tlalpan. Los varones son expriistas y políticos con muchas horas de vuelo. Por su parte, ella es una militante histórica de las izquierdas mexicanas y persona de mucha confianza del presidente de la República.

El punto está en que no sabemos qué desea el primer Mandatario respecto al candidato o candidata de su partido político y cómo piensa operar, en su caso, la sucesión presidencial, pues ni el senador Monreal, ni la jefa de Gobierno ocupan una cartera ministerial. Lo que, en términos ortodoxos, no es impedimento para ser candidatos a la primera magistratura de la nación, pero desde la posición que ocupan difícilmente pueden negociar, desde ahora, alianzas y compromisos con las fuerzas vivas y los grupos de opinión de las entidades de la República. Incluso Marcelo Ebrard tampoco tiene mucho margen de maniobra desde su cargo.

Por todo lo anterior la construcción de mi hipótesis aún está en proceso. Lo que me queda claro es que la contienda ya empezó, que de los once nombres aquí plasmados pudiese ser que ninguno sea el apuntalado. Sin embargo, no veo más personajes en el panorama nacional para el año 2024.

Acerca de misionpo 15564 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.