La Gran Mentira de Junio a Cargo de Jorge Alcocer

Galaxia Política

*El Domingo, el Clímax de las Elecciones más Grandes

*La Guerra Continuará en las Mesas de Pacificación

Por Jesús Michel Narváez

Decir que con 730 claves de fármacos que han permitido que al país hayan llegado más de 60 millones de piezas, de una compra por “¡724 millones de piezas!” y con ello “se garantiza el abasto” en hospitales y clínicas del sector público de salud, resultó la gran mentira de junio.

El nuevo Compendio Nacional de Insumos para la Salud -sector público- se integra por 14 mil 806 claves. Se adquirieron medicamentos que cubren el ¡5 por ciento de lo requerido!

Jorge Alcocer, el invisible secretario de Salud salió a las cámaras y micrófonos para anunciar el éxito de las compras. El orgullo: “se han ahorrado 11 mil 880 millones de pesos”.

Datos dignos de revisión: ¿Cuándo llegarán estos medicamentos y cómo garantizaremos un abasto sin intermediarios? Desde enero empezaron las primeras entregas a algunas instituciones. “Al día de hoy -27 de junio- ya se hacen entregas en tránsito de más de 60 millones de piezas para todo el sector salud, este número es dinámico y se actualiza constantemente”.

Medio año del 2021 y faltan por llegar ¡666 millones de piezas!, lo que en lógica elemental muestra que para finales habrá en los anaqueles del sector salud 120 millones de piezas.

Es evidente que la matemática no es el fuerte de los funcionarios de la autollamada cuatroté.

La justificación para la escasez de fármacos en el IMSS, el ISSSTE, el Insabi y demás hospitales y clínicas que conforman la red del sector salud, es que la compra consolidada de medicamentos trajo consigo la concentración de mercado más grande del que se tenga memoria, y lo que es peor, amparada desde el gobierno.

“Diez empresas concentraron el 79.6 por ciento del gasto de medicamentos. La mayoría de esas empresas no producían los medicamentos, se trataban de distribuidoras, agentes concentradores sin registros sanitarios y que se dedicaban a ser intermediarios, tenían conectes, socios políticos”, subrayó el funcionario.

Es sorprendente la amnesia que padecen los integrantes del Gobierno federal. No se han dado cuenta de que llevan en el poder 30 meses y durante los cuales han dedicado 28 a desacreditar a los “intermediarios que tenían conectes” lo que propició la suspensión de tratamientos para niños y adultos con cáncer, hipertensos, diabéticos, afectados por enfermedades cardiovasculares y la consecuencia fue el aumento de fallecidos.

Desde el inicio de la administración se centralizó la compra de medicamentos en la única oficialía mayor que quedó vigente: la de Hacienda cuya titular era la ahora jefa del SAT, Raquel Buenrostro. Durante meses se realizaron reuniones con los proveedores y desde Palacio Nacional se anunció que no se adquiriría ningún fármaco a los que se enriquecieron indebidamente mediante sobreprecios y chantajes.

Se dio a conocer que había tratos con la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) misma que ha sido incapaz de programar las entregas, si es que éstas fueron contratadas en tiempo y forma. Lo probable es que desde México no se hayan hecho los requerimientos y por ello el retraso.

Como todos los “anuncios espectaculares”, el doctor Jorge Alcocer Varela hizo el suyo cuando faltaban 10 días para las elecciones. Es la estrategia gubernamental para decirle al “pueblo bueno” que “no es como los de antes” y cumple “la palabra empeñada”.

¡Nada más falso! Bueno, hay otras falsedades como que con la adquisición de la refinería Deer Park ya “no importaremos gasolinas” o como la que se reinician las clases presenciales “porque ya se domó la epidemia”. Y claro también está la otra gran mentira de que ya se vacunó a la totalidad de adultos mayores, cuando faltan ¡5 millones de recibir el inmunizante!

Vienen las elecciones y bajo la guía y el guión presidencial, las expresiones son iguales: “vamos muy bien” y la corrupción ya “no existe en los altos niveles (dixit Andrés Manuel López), lo que deja el flagelo en los niveles inferiores, aunque los burócratas de planta no tienen para adquirir residencias de 31 millones de pesos como la residencia de Florencia Serranía o las propiedades de Alfonso Durazo que están valuadas en 220 millones de pesos y a las de la pareja feliz integrada por Irma Eréndira Sandoval y John Akerman.

METEORITOS       

Cuando la jornada electoral llegue al clímax: la asistencia de los ciudadanos a las casillas para depositar en las urnas el sagrado, secreto y libre sufragio, el número de candidatos (tas) que perdieron la vida en la carrera por obtener un cargo de elección estará rondando el centenar. Y no todas fueron a causa del crimen organizado. También los rivales políticos estuvieron presentes. El domingo, cuando más de un millón 243 mil ciudadanos -que no cobran un centavo por ser los vigilantes de la legalidad- ondeen la bandera verde para anunciar el inicio de la votación, dos riesgos estarán latentes: la violencia criminal -admitida por el presidente de la República y el INE- y el contagio del bicho que no vota, pero estará presente. Una jornada que preludia el fracaso de un proyecto incompleto o la ratificación de una ruta equivocada. Por lo menos el 56 por ciento de los habitantes están en desacuerdo en la forma en que se conduce el país. Números que surgen de encuestas serias y que preocupan notablemente al residente de Palacio Nacional. Las estimaciones sobre la participación ciudadana rebasan las expectativas de otros comicios. Se habla ya de que por lo menos el 58 por ciento de las personas registradas en la Lista Nacional -94 millones- podría estar formada durante el tiempo necesario para depositar el sufragio.

BRILLA EL SOL

No será, por supuesto, una elección de equilibrio y equidad. El partido oficialista, el del gobierno, tendrá como aliados 6 partidos. Sí, leyó usted bien. Formalmente junto con Morena irán el PT, el PVEM y de facto el PES -con nuevo registro- FxM y Redes Sociales. Por el lado opositor solamente serán 4 los institutos políticos que buscan vencer al team guinda: PAN, PRI, PRD y MC. Las batallas ya se han librado. Algunas las ganó el poder público y otras los adversarios. La guerra llegará a su fin, en la primera instancia, el domingo, pero seguirá en las mesas de pacificación: el Instituto Nacional Electoral, los Organismos Públicos Locales (OPL), los Tribunales Electorales Estatales y finalmente el Tribunal Electoral del poder Judicial de la Federación, en donde se revisarán las impugnaciones, que se esperan por centenares. Una guerra por momentos limpia, porque en términos generales ha sido más sucia que el overol del trabajador de una mina de carbón -por supuesto del senador Guadiana- y que no alcanzará la paz después de terminadas las sentencias del órgano jurisdiccional. Seguirá la rebatinga, aunque Morena conserve la mayoría simple en la Cámara de Diputados. La Alianza Legislativa Opositora hizo público el compromiso de rescatar la independencia del Poder Legislativo Federal. Y a pesar de las reiteradas llamadas de atención que terminaron en prohibiciones, el presidente de la República ha sido el activista electoral más notable en este proceso.

CHOQUE DE METEOROS

Con miedo y sin protección, los ciudadanos saldremos a votar. Los que respetamos y queremos la democracia, estamos obligados. El domingo ¡TODOS A VOTAR!

Acerca de misionpo 25998 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.