¡No Jodan!

Punto de Vista

Por Jesús Michel Narváez

Sacar a Carlos Salazar Lomelí de su zona de confort que se sustenta en la decencia, el diálogo y en momentos hasta la sumisión en aras de ser un representante que negocie y no enfrente con el poder público, es algo difícil de creer.

Lo lograron los legisladores de Morena –senadores y diputados- que, sin duda alguna, siguiendo instrucciones del jefe máximo, se aprestan a aprobar la iniciativa en contra del outsourcing, sin escuchar los planteamientos del sector privado, a final de cuentas el que genera los empleos.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), aseguró que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no debe de joder a la iniciativa privada y a las empresas con la desaparición del outsourcing e insourcing.

“En vez de quitar las manzanas podridas, va a quitar el árbol y nos quedamos sin nada”, manifestó.

El presidente afirma que “el diálogo sigue”, pero en la IP estiman que de nueva cuenta les están dado atole con el dedo y tamales de chipilín.

Probablemente el presidente López está aplicando su Guía Ética, en la que habla de la moral y asume que es un árbol que da moras, como diría el alazán tostado Gonzalo N. Santos, cacique de San Luis Potosí por décadas.

O bien podría ser el justificante que detonó la salida de Alfonso Romo, quien ya no quería que la dieran gato por liebre y de nueva cuenta quedar mal con sus amigos de toda la vida empresarial que ha disfrutado.

Sea como fuere, la reacción de Salazar Lomelí rompe toda posible negociación si no se respeta el acuerdo de modificar la iniciativa de ley que pretende desaparecer a las empresas que rentan trabajadores para evitar que sus contratantes paguen IMSS, ISR y demás prestaciones.

El dirigente del CCE junto con otros de los 12 organismos que lo confirman, han sostenido que la ley se debe aplicar a todos aquellos operadores de outsourcing que no cumplan con la normatividad, pero no cortar el manzano que en el invierno florea en las calles de Tokio o Kioto.

La expresión de “no jodan”, la parte decente para no decir lo que en realidad representa, es un vocablo jamás usado en contra de una política presidencial que adquiere compromisos solamente para amainar el vendaval que amenazaba con arrancar los techos del Virrey.

Hay razón para la irritación. Y la consecuencia será que los paquetes económicos anunciados en los últimos 15 días se puedan ir al infierno para hacerles compañía a su habitante principal y sus allegados.

¡No Jodan!, algo insólito en el lenguaje del negociador de la IP. Seguro que sus asociados le estarán aplaudiendo y en Palacio Nacional debe estar cocinándose litros, galones, garrafones de té de tila. A ver quién recompone la relación. Romo ya no está.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, Twitter: @jesusmichelMx, Facebook: Jesus Michel y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por ABC-Radio en el 760 de AM.

Acerca de misionpo 39291 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.