Ahí Está, Nunca Desapareció… Es el Día  del Presidente; le Aplauden Casi Todo

De Fondo

Por Jesús Michel Narváez

Primer Informe de Gobierno y la historia se repitió.
Es el Día del Presidente.
Aunque el personaje es diferente y afirma no gustar de la parafernalia, la disfruta.
Mensaje ideologizante en el que el pasado “resiste” los embates de la Cuarta Trasformación y es tomado como el referente de lo que no se debe hacer como gobierno.
En 97 minutos, el Ciudadano presidente realizó leyó un discurso que fue presentado como el “Tercer Informe de Gobierno”. Una enorme mampara así lo anunciaba. Y durante ese lapso, las cámaras de televisión, de cine y fotográficas además de los celulares y las tabletas siempre tuvieron la imagen. El Ciudadano estaba al frene y el fondo era su mensaje al pueblo de México.
En el interior de Palacio Nacional, en el Patio de Honor estaba el gabinete en pleno. Los invitados especiales tomaron el sol muy probablemente contra su voluntad.
Mientras llegaba el Ciudadano, los asistentes se reencontraban. Hacían grupos. Uno que llamó la atención fue el conformado por Marcelo Ebrard, Alfonso Romo y tres personajes más. Emilio Azcárraga sudaba en serio. Javier Jiménez Espriú ordenaba a sus ayudantes le entregaran unos papeles. Martí Batres, descontrolado. Manuel Bartlett celebrando que fue mencionado por el Ciudadano.
Pasaban los minutos y la gente, los invitado especiales, esperaban mirar una luz al final del túnel de la incertidumbre.
Se quedaron con las ganas y permanecieron a oscuras.
El Presidente López Obrador se sentía a gusto. Lo demostraba con sus chistoretes que les arrancaron la sonrisa a más de cuatro invitados.
Un informe de poco contenido. Porque de todo lo que leyó e improvisó, poco se desconocía.
La comunicación mañanera adelantó el contenido del Informe.
Quizá el cifrado mensaje dirigido a los neoliberales a los que ahora ubicó en la desesperación y fuera de juicio, haya calado en algunos sectores. Porque bien a bien no se identificó a los recipiendarios. Se alzaron cejas y se fruncieron ceños. Pero nadie se puso el saco.
Quizá por el temor de formar parte de la Familia Burrón.
Durante los97 minutos el Ciudadano disfrutó de las mieles que posee y que le otorgaron 30 millones de mexicanos.
Fue su día. El Día del Presidente que el nuevo régimen no ha desmantelado.
Y como dijo Augusto Monterroso: Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.
El Día del Presidente sigue allí.
E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, jesusmichelnarvaez266@gmail.com, Facebook: jesusmichel, Twitter: @jesusmichelMx y en Misión, Periodismo sin Regaños lunes, miércoles y viernes de 11 a 12 horas por ABC-Radio en el 760 de AM

Acerca de misionpo 39274 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.