Lozoya un ¿“Pentito”?

Punto de Vista

Por Jesús Michel Narváez

El Sistema Penitenciario Mexicano se encuentra saturado; lo mismo en las llamados Centros de Alta Seguridad como los medianos y los sin rimbombancia. Demasiados reclusos y escasos espacios.

Si la declaración de Emilio Lozoya resulta del todo o en parte cierta, faltarán cárceles para dar habitación a todos los señalados.

Porque son muchísimos y, como diría el clásico, más los que faltan.

Las menciones de decenas de personajes que en su tiempo ejercieron y disfrutaron el poder público, deberán ser confirmadas por la Fiscalía General de la República o desecharlas por improcedentes o bien por haber faltado al debido proceso al ser filtradas para su publicación, lo que representa un linchamiento mediático sin precedente.

¿Se trata del maxi juicio mexicano?

“El maxi proceso El MaxiProceso, tuvo lugar en la ciudad de Palermo (Sicilia) a mediados de los años 1980 en el que fueron declarados culpables a cientos de acusados por una multitud de delitos relacionados con actividades mafiosas, basadas principalmente en el testimonio de un antiguo jefe convertido en informante y pentito. El éxito del juicio propició que otros pentiti testificaran en contra de sus antiguos socios. Este proceso habría provocado un notable descenso en el tráfico de estupefacientes y una fractura de la alianza entre las familias mafiosas americanas y sicilianas”. (Wikipedia).

La enciclopedia cibernética aclara lo que es un pentito: “Pentito (en Italiano arrepentido, en plural pentiti) designa a las personas en Italia que, habiendo formado parte previamente de organizaciones criminales o terroristas, tras su arresto deciden arrepentirse y colaborar con el sistema judicial para ayudar en la investigación”.

Ignoro si el señor Lozoya se encuentra arrepentido de haber formado parte de la “organización criminal” que hoy denuncia. Recuerde que el Código Penal Federal considera “crimen organizado” el cometido por cuando menos tres personas. Por la decena de nombres involucrados en la denuncia del exdirector de Pemex, sí se podrá aplicar la figura.

Si el arrepentimiento es terrenal tendrá su recompensa: formar parte de la ola guinda y aspirar a reincorporarse al servicio público en breve. Si es celestial, seguirá mencionando nombres y abriendo cloacas y disfrutando de una libertad “condicionada” por el brazalete electrónico.

A quienes les interesa saber no el por qué sino el cómo de la corrupción legislativa para aprobar una reforma constitucional (la energética), quieren que todo ocurra en este planeta y en la parte geográfica llamada México aunque algunos de los participantes en los eventos corruptores estén en otros lares. Porque es aquí en donde se cometieron presuntamente los actos que cometió el pentito por instrucciones superiores.

Un MaxiProceso apegado a derecho llenará las cárceles y el hacinamiento será mayúsculo, sobre todo para los delincuentes de cuello blanco, los mimos que irritan profundamente al presidente de la República.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, Twitter: @jesusmichelMx, Facebook: Jesus Michel y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por ABC-Radio en el 760 de AM.

Acerca de misionpo 12568 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.