PIB al Vacío y AMLO feliz, feliz, feliz

Punto de Vista

Por Jesús Michel Narváez

Como dice el refrán: como siempre borrego y nunca pastor, es probable que por su vida personal, en la que los lujos no caben aunque tenga cuatro docenas de trajes y doce pares de calzado y un centenar de guayaberas de marca, no se entiende qué representa la abrupta caída del PIB y por ello se desechen sus efectos con frases como hemos demostrado que con todo y la caída del PIB seguimos combatiendo la pobreza. Palabras más, palabras menos.

El presidente López parece star satisfecho con el ensanchamiento de la brecha entre pobres y ricos y la virtual desaparición de las clases medias en sus tres niveles. Por su felicidad manifiesta, supone que “pudo habernos ido peor” y arroja al cesto de la basura el desempleo en que se encuentran millón y medio de personas que contaban con trabajo, pagan cuotas al IMSS, cubrían su parte en el INFONAVIT y todavía participaban en el Ahorro de Retiro.

Se muestra feliz, feliz, feliz porque la pandemia “ya comenzó a ceder” y omite el dolor causado por la muerte de 47 mil personas y otras 400 mil se encuentran contagiadas y cerca de 50 mil en riesgo de morir.

Tampoco le importa nada que la procuración de justicia cumpla con sus obligaciones constitucionales y le concede mayor trascendencia “recuperar” lo que le han robado al pueblo los delincuentes de cuello blanco. No importan los delitos sino saber cómo se cometieron y por parte de quién y de pasadita obtener recursos que le hacen falta para cumplir con sus compromisos personales, de sus proyectos surgidos en su mente y que no admiten recurso alguno para que cambie de carril sin entender que la recta termina en la curva.

Cuando comienza a desinflarse su globo por la aprehensión de Emilio “N” –todo mundo sabe sus apellidos pero como imputado se le trata igual que a todos y solo se dice el nombre-, llega otra bomba: la presunta custodia policial del expresidente Enrique Peña Nieto… las preguntas sobre el tema marcaron la agenda en la mañanera. Y se presume que el presidente de México es “el hombre mejor informado” y solamente balbuce que “no tengo información… no conozco del caso… ignoro si la Fiscalía pidió algo… no sé… será la Fiscalía la que informe”. Y su corifeo canciller repite lo que su jefe dijo antes.

Hay que abrir otra pista en el circo porque el espectáculo que estaba programado con Emilio “N” como el estelar, comienza a dejar de interesar al respetable. Sí, a quien se da cuenta de los hechos aunque los ejércitos de la nueva normalidad clamen por sangre del que escapó del tigre.

La economía se hundió cual socavón supervisado por Gerardo Ruiz Esparza y como en su caso, todo se resuelve con palabras y rellenos. ¿De qué es el relleno en el pastel económico de México?… ¿quién fue el repostero?

La felicidad presidencial pretende ser contagiosa. Hay rechazo porque miles, quizá millones de personas, no tienen y no tendrán siquiera para medio alimentarse en los próximos años.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, Twitter: @jesusmichelMx, Facebook: Jesus Michel y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por ABC-Radio en el 760 de AM.

Acerca de misionpo 9803 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.