Los más Nefastos, en Busca de la Gubernatura de Chihuahua

Frontera Norte Ciudad Juárez

*Carencia de Políticos Garantes de la Ética que se Requiere

*Los de Izquierda se Pasan a la Derecha y Viceversa

*El PRI Refugiado en los Candidatos Reciclados

*La Versión más Maquillada y Sucia con Todo y Acarreo

Por Rafael Navarro Barrón

Si las precandidaturas presagian y delatan el futuro que le espera al Estado de Chihuahua, estaremos repitiendo la lacerante frase “salimos de Guatemala para entrar a Guatepeor”. La lista de candidateables refleja la carencia de políticos que garanticen la ética en un momento en que la entidad se debate entre la corrupción y el descrédito, el peor de toda su historia.

Ni el político más corrupto que ha tenido la entidad, sin duda alguna César Duarte; ni el más timorato y cobarde, sin temor a equivocarnos Reyes Baeza, han tenido tan bajos bonos en la encomienda de gobernar.

Lo más grave del proceso actual, que tendrá su epicentro en el 2021, es la pérdida de la identidad partidista. Los de la izquierda se pasan a la derecha y los de la derecha corren a la izquierda; el PRI se refugia en candidatos reciclados con un enorme desprestigio político.

Nadie es de izquierda ni de derecha, se trata de hombres pragmáticos sedientos de poder y de cargos públicos. Se acostumbraron a no trabajar, a vivir de la política como Javier Corral Jurado y Cruz Pérez Cuellar.

La lista se puede contar con los dedos de la mano. Parece que ninguno de los aspirantes entiende la delicadeza del momento. No viven en la realidad social, ni comprenden el desprecio que por ellos siente el electorado que los cree corruptos, malos gobernantes, incapaces e inmorales para seguir en la competencia.

Dos alcaldes, el de Ciudad Juárez y Parral y la alcaldesa de Chihuahua han expresado, a través del cobarde lenguaje del discurso del destape que contrasta con el de la negación pública y la trillada frase de los “tiempos y las formas”, que quieren gobernar Chihuahua.

Todos niegan el camino a la gubernatura, pero las voces que los adulan dicen que hay millones de pesos en algún cajón de Ciudad Juárez y Chihuahua en espera de llegar a las manos correctas o incorrectas para lograr el propósito electoral.

La versión más maquillada y sucia se registró en Ciudad Juárez, en el acarreo alevoso y mentiroso que promovió el alcalde para apoyar la cuota que exige el INE para otorgar el registro al partido de Elba Esther Gordillo, en el que intenta contender el alcalde de Ciudad Juárez, Armando Cabada camino a la gubernatura. Deja de ser independiente, algo que nunca fue, pues su triunfo electoral fue un regalo del corrupto César Duarte.

Versiones van y versiones vienen, como siempre. Ninguna es alentadora para los ciudadanos pobres que respondieron al ofrecimiento y transporte especial para ir a dar su aval a Cabada y su intención de ser gobernador de Chihuahua.

Los ciudadanos, sumidos en la pobreza y desesperación, entendieron que una firma por 500 pesos es propicia en los tiempos en que López Obrador les quitó las ganas de vivir con sus absurdos programas sociales.

Acudieron a un gimnasio de la ciudad, credencial en mano, para dar el aval al partido Redes Sociales Progresistas que ya había fallado en una primera intención.

Se ofreció, de acuerdo el sapo la pedrada, 500 y 300 pesos por firma y presencia y el organismo político que apoya a Cabada, no pagó.

No hay forma ya de que los ciudadanos respondan al ambicioso alcalde. Ni lo quieren ni lo apoyan. Solo con dinero, con mucho dinero, logrará el propósito de ser candidato.

Pero ¿con qué cara contenderá?, la ciudad empobrecida, marcada por una violencia fuera de control, llena de baches, obscura por falta de luminarias, sin ninguna obra pública en tres años, sucia, abandonada…una tristeza.

Mientras se leen estas líneas, los representantes de más de 23 medios de comunicación de Ciudad Juárez y Chihuahua, solo atestiguarán el contenido. No pueden escribir nada que ofenda al señor alcalde porque sus conciencias fueron compradas a cinco pesos. Desde los más influyentes hasta los de menos envergadura, todos cooptados por el presidente municipal y sus ambiciones.

Los especuladores bajan y suben a los precandidatos de las corrientes y allí está un tipo nefasto y gris como Cruz Pérez Cuéllar, un hombre hecho en la visión corrupta de la política panista. Sin ética, adorador del dinero, capaz de cualquier relación impía, como la tuvo con César Duarte Jáquez, el exgobernador que compró a la mayoría de los opositores.

En una extraña versión de la antiética, el actual senador Pérez Cuéllar es apoyado por un fuerte grupo de priistas, afines al gobierno de Duarte Jáquez. Toda una estructura se ha preparado en torno al expanista para hacerlo llegar a la candidatura por Morena y luego al gobierno de Chihuahua.

(Esta historia continuará)

 

Acerca de misionpo 13485 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.