Y Doña Olga se Mareó o lo que es lo Mismo Fueron Frases Inoportunas

A la Vuelta de la Esquina

*Avalar y Festinar Trampas Tendrá sus Consecuencias

*Hay un Rechazo Profundo Nacional Para Bonilla

*Localmente ha Tratado de Convencer sin Lograrlo

Por Iván Ruiz Flores

¡Así no se vale doña Olga! ¡Qué manera de perder el respeto de aquellos mexicanos que obedecen las normas y rechazan los abusos de poder!

¿Qué le pasó? ¿La mareó Bucareli? No es suficiente con el discurso. En la conciencia de los mexicanos queda inscrita la acción de avalar y festinar una trampa electoral para que un tipo extienda su mandato de gobernador por varios años, no dos como había sido votado cuando ganó.

No hay nada nuevo bajo el sol, en otros lugares de América Latina los intentos reeleccionistas o de extensión de mandato de gobernadores han sido rechazados por la corte de esas naciones. Es el caso de Argentina, donde apenas en marzo de este año, la Corte Suprema de Justicia rechazó los intentos por reelegirse de los gobernadores de La Rioja y de Río Negra. Los fallos por separado fueron, uno por unanimidad y otro por mayoría.

En México, en el caso Bonilla en ciertos momentos la pelota no está en la cancha del necio gobernador. Por ejemplo, cuando la Sala Superior del Tribunal del Poder Judicial de la Federación confirmó la validez de la elección de Jaime Bonilla por dos años y no por cinco como él estuvo insistiendo.

Resulta interesante observar el rechazo profundo nacional (y parcialmente en lo local) que hay para la extensión de mandato en Baja California. Tal vez tenga algo que ver con lo que alguna vez puntualizó Christian Uziel García Reyes, en su trabajo: “Los partidos políticos y las elecciones en México: del partido hegemónico a los gobiernos divididos”, en el cual plantea, por ejemplo:

“…en un sistema democrático se celebran comicios competitivos. Realizando una comparación entre el deber ser y el ser, se comprueba que los Estados Unidos Mexicanos cumplen desde 1997 con los criterios para recibir la denominación de democracia: nadie puede negar que la importancia en el proceso político, así como la libertad de elegir y ser electo es alta; la libertad de las elecciones está garantizada; existe la posibilidad real de cambiar de partido en el gobierno, “los nacidos para perder y los paridos para ganar desaparecieron para dar paso a un sistema competitivo, donde los fenómenos de alternancia, equilibrio de poderes, los gobiernos divididos, al parecer, llegaron para quedarse”; y por último, a través de auténticas elecciones se legitima al sistema político.”

De ahí la insistente polémica desatada por la necedad del recién mandatario bajacaliforniano que se ha llevado entre las patas de los caballos a muchos funcionarios y políticos que presumían de demócratas, como la propia titular de Gobernación, Sánchez Cordero, que hoy sale hasta confrontada con el ex priista Amador Rodríguez Lozano, quien se supone fue el que ventiló el video con los sucesos y palabras de la funcionaria.

En sus consideraciones finales (del trabajo publicado en 2010) García Reyes expone:

“Hoy México tiene un Ejecutivo acotado; los poderes Legislativo y Judicial actúan de forma independiente al presidente, activando los pesos y contrapesos de los que hablaba Montesquieu; un verdadero sistema de partidos y una competitividad efectiva en las elecciones; autonomía progresiva de organizaciones gremiales, sindicales, empresariales al poder político; procedimientos e instituciones electorales que garantizan que el derecho al voto de los ciudadanos sea respetado, y que las reglas del juego democrático indudablemente se cumplan. Sin duda, el tránsito democratizador se logró gracias a la madurez de los diferentes actores políticos y de la ciudadanía para aceptar a las elecciones como la única forma de acceder al poder. No se requirió de un pacto refundacional o de una revolución para ser democráticos —como en otras transiciones del orbe—, no fue necesario el derramamiento de sangre o la violencia generalizada para aceptar el cambio; por el contrario, prevaleció la civilidad a través del diálogo y la negociación. Su pacificidad es un hecho que no debe perderse de vista”.

Y nosotros creemos que debiera continuar así no obstante los nubarrones que desde el gobierno y su partido Morena se ciernen sobre el sistema político mexicano en general.

Acerca de misionpo 14619 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.