En su Apogeo la Sacada de Ojos en MORENA

Del ABC Político

*Sin Claridad a Quiénes Responden los Aspirantes

*Los Llamados de Marko Cortés sin una Respuesta

*Continúa sin Resultados Tres Meses Después la GN

Por Gerardo Lavalle

A.- Lo dicho Comendador: en Morena se sacarán los ojos por lograr la dirigencia nacional.

Después de fracasar la sugerencia presidencial de que la elección se haga por encuesta -¿patito?-, surgen las acusaciones entre los aspirantes y brotan las inconformidades de la militancia –no comprobada- que pretende incidir en el proceso.

Yeidckol Polevnsky, quien quiere ser presidenta de a de veras y no suplente del creador del movimiento, demanda que los Siervos de la Nación y los súper delegados presidenciales, saquen las manos del proceso. Mario Delgado, el jefe político de Morena en la Cámara de Diputados clama porque la elección se realice sin simulaciones. Alejandro Díaz Durán reclama inconsistencias y sostiene que la convocatoria publicada no contempla la encuesta y, Bertha Lujan, a quien favorecen los Siervos, busca que la votación sea libre, secreta y directa.

Ser la cabeza visible –aunque al final del día ya sabes quién es el que tomará las decisiones- representa el manejo de 1,800 millones de pesos en prerrogativas para el próximo año. Nada despreciable la suma. Es la mayor para un partido político en año no electoral y que cuenta con apenas 4 años con el registro nacional y ya obtuvo la Presidencia de la República, la mayoría en el Congreso de la Unión -aunque no calificada- y gobernadores, así como el control en 17 congresos locales.

En un mar de aguas agitadas y confusiones no hay claridad a quiénes responden los aspirantes a dirigir Morena.

Si se revisan las carreras de los cuatro, se hallará que tanto Delgado como Díaz Durán se forjaron políticamente al lado de Marcelo Ebrard. Sus lazos están perfectamente tejidos. Yeidckol es hechura total de Andrés Manuel López Obrador que de la nada la hizo senadora. Y Luján trae una carrera propia, aunque sus cargos más sobresalientes los desempeñó con el hoy Presidente de México cuando fungió como Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal.

Su ficha dentro de la política la muestra como una influyente participante del Frente Auténtico del Trabajo (FAT) desde 1970. Como titular de la Contraloría dejó sembradas muchas dudas, pero nunca fue acusada de nada.

Vistos así los currículos de quienes pretenden dirigir el Movimiento que no alcanza a cuajar como partido, no queda claro a quien respaldaría finalmente su creador.

Si como se advierte Delgado “lleva mano” por tratarse de un “soldado” disciplinado en el cargo que hoy desempeña, las cosas podrían no ser como se ven desde lejos. Él insiste en la encuesta y desvela que el padrón de militantes no es confiable.

No tendría sentido lanzarse en contra de las propuestas de sus contrincantes si no tuviera línea, esa que dice el Presidente que no existe y no la tira.

Y en atención a la condicionante establecida por la Comisión Nacional de Honor y Justicia del partido, Luján y Polevnsky anunciaron ya que renunciarán a sus cargos a finales de mes.

Delgado no ha dicho que solicitará licencia, pero si quiere llegar al final del proceso tendrá que hacerlo. Díaz Durán no tiene a qué renunciar.

¿Quién de los 4 aspirantes tiene la capacidad de manejo electoral para que en 2021 mantenga e incremente el número de sus diputados, gane algunas de las 14 elecciones gubernamentales y los cientos de presidencias municipales y diputaciones locales en juego?

¡Hagan sus apuestas, señores!

B.- Para el PRD no despierta interés la propuesta de Marko Cortés de formar una alianza con el PAN.

Ángel Ávila, integrante de la dirección nacional del perredismo sostiene que el proyecto Futuro 21 está enfocado a redundar a su partido y con la reafiliación de simpatizantes que se logró y que rebasó el millón y medio hay frescura y destino.

Y es que la propuesta del PAN es que se sumen a su llamado para contar con mayoría opositora en la Cámara de Diputados bajo las reglas de que ahora es la primera fuerza opositora.

Alejandro Moreno Cárdenas, desde la cúpula del PRI, advierte que su partido “está de regreso” por los “errores cometidos por el actual gobierno” y que en 2021 dará la “batalla de batallas para ganar la guerra”.

Dante Delgado ni Clemente Castañeda han volteado a ver siquiera hacia el bunker azul, porque estiman que Movimiento Ciudadano tiene con qué aumentar su número de legisladores federales.

Podrían sentarse a la mesa de discusiones y buscar la alternativa adecuada. Porque Cortés tiene razón en cuanto a la necesidad de una oposición fuerte, que frene las decisiones unilaterales que ha tomado Morena con su mayoría ficticia, es decir, no propia sino por los aliados que acompañan a la ola guinda.

De no encontrar el camino y si para el 2021 el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no recompone el rumbo del país y hay dinero en los bolsillos de los mexicanos, se crean empleos, se mejora el salario y, en efecto se abate la corrupción, la impunidad y se reduce la violencia generalizada hasta ahora, tendrá el camino pavimentado para ganar y con holgura no solamente, ahora sí, la mayoría propia en la Cámara de Diputados, además de algunas de las 14 gubernaturas en juego.

La propuesta no es desdeñable, aunque sí ambiciosa si el PAN quiere ser la cabeza del nuevo dragón político.

C.- Tres meses después de haber arrancado oficialmente –aunque no esté completa- la Guardia Nacional los resultados no se ven, no se sienten, no están presentes.

Dejarle todo el peso de recuperar la seguridad y pacificar el país casi incendiado no es una tarea fácil y mucho menos mientras desde el gabinete de seguridad no se den cuenta de la urgente necesidad de fortalecer a las policías estatales y fundamentalmente a las municipales.

De acuerdo con el proyecto de Presupuesto para el año 2020 hay sensibles recortes para el Subsidio para el Fortalecimiento del desempeño en materia de Seguridad Pública (FORTASEG), lo que evidencia que seguirán los bajos sueldos y que quienes conformen los cuerpos municipales –de alguna manera hay que llamarlos- serán presa fácil de los sobornos e infiltración del crimen organiza.

La Guardia Nacional no es la panacea. Es una herramienta más para conformar lo que establece la Constitución y que la seguridad estatal y municipal la lleven a cabo civiles entrenados, sí, pero civiles no militares como ha funcionado hasta ahora.

Acerca de misionpo 9365 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.