Caetano Veloso cimbró más de 20 mil corazones en ‘Las islas’ de CU

Ciudad de México. A las cuatro de la tarde de ayer surgieron banderas brasileñas y miles de paraguas se cerraron para ver cuando Caetano Veloso tomaba –bajo los ritmos subyugantes, dulces y armónicos del bossa nova– el escenario colocado en Las islas de Ciudad Universitaria.

El compositor, escritor y activista brasileño, uno de los creadores del movimiento musical del Tropicalismo, expresó en la gran explanada del campus universitario: “Es una gloria para mis hijos –Moreno, Zeco y Tom– y para mí estar en la Ciudad de México”.

Antes de la aparición del legendario músico, el goya puma ya había cimbrado más de 20 mil corazones –según cifras preliminares– que asistieron a la inauguración de Cantares: fiesta de trova y canción urbana, organizada por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

Entre los sonidos de guitarras, teclados y percusiones ligeras que se tradujeron en ritmos de samba, bossa nova y trova, con fusiones africanas ejecutadas por los Veloso, en varias pancartas que surgieron del público se leía: Lula libre.

Gritos acompañaron esta misma petición mientras sobre el proscenio refulgía la familia de artistas que cantó, bailó y con entusiasmo tocó sus instrumentos. Felices y unidos de manera entrañable mostraron su amor y pasión por la música.

Durante más de una hora, Caetano Veloso se refirió a las letras de las canciones que integraron su programa, en las cuales se hacen referencias a la celebración por la reproducción y a la religiosidad que el músico dedicó emocionado visiblemente a sus descendientes.

Yo no soy religioso, pero mis hijos sí. Zeco y Tom son cristianos y Moreno se inclina por las religiones de matriz africana, expresó. Con su prole, generó rítmicos, sensuales y armónicos sonidos que envolvieron de paz, armonía y fiesta el ambiente entre el público asistente a la apertura del festival.

El propio Veloso vibró y se mostró emocionado cuando su hijo Moreno le dedicó una canción de su autoría. En su primera presentación en la UNAM, la familia brasileña presentó Ofertorio, espectáculo intimista, del disco homónimo de 2018, en el cual Caetano está acompañado por sus tres hijos; también homenajeó a México con la interpretación de Cucurrucucú paloma.

Antes estuvieron sobre el escenario montado frente a rectoría y la Biblioteca Central, Óscar Chávez, leyenda de la trova y la música latinoamericana, así como Fernando Delgadillo, cantautor considerado creador de la canción urbana, así como los chilenos Isabel y Tita Parra y el grupo Inti Illimani.

Las referencias a las luchas sociales, los estudiantes y el gran coro que el público formó para entonar el pueblo unido jamás será vencido, prevalecieron en esta primera jornada de Cantares, en la que El caifán mayor fue homenajeado y cantó lo mejor de su repertorio y fue denominado Patrimonio Cultural Vivo por la Secretaría de Cultura capitalina.

El festival comenzó a las 11 de la mañana con la cantautora Leticia Servín, quien se dijo agradecida por haber sido invitada a participar. Dedicó un soneto a Octavio Paz y dejó escuchar referencias a Sor Juana Inés de la Cruz, entre ellas, Las trampas de la fe y La fiera borrasca. También recordó a su hijo ausente con un emotivo poema.

Personas de todas edades, algunas con mascotas, se fueron posicionando por la mañana en algún lugar para disfrutar de una tarde apacible –parados, acostados o sentados– que terminó con la esperada presentación de Caetano Veloso.

En anto, vendedores ambulantes y elementos de seguridad también estuvieron dispersos en torno al gran espacio al aire libre, donde se escucharon aplausos y gritos del público que bailó influido por el ritmo seductor de la música.

El festival se enmarca en los 50 años del concierto que ofreció Joan Manuel Serrat en Ciudad Universitaria. Ahora Cantares: fiesta de trova y canción urbanacausa expectación porque también se hace de manera paralela en otras sedes y en estaciones del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

Acerca de misionpo 38575 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.