Acelerar el Paso en el Sector del Turismo Para Cumplir Metas Propuestas

Itinerario Turístico

Por Arturo Lino Guzmán

El turismo, en la llamada 4T, tiene expectativas de crecimiento sobre todo en lo que respecta al gasto per cápita de los turistas internacionales y también busca el fortalecimiento del mercado interno a través de programas específicos que contribuyan al desarrollo de los destinos en todo el país, pero con la marcha lenta que lleva el sector actualmente se pueden prever resultados marginales en los siguientes años.

Y no es que gran parte de la comunidad turística sea necia y sus integrantes insistan en cuanto a la promoción se refiere, al solicitar más apoyos para invertir en los mercados tradicionales a fin de invitar a los extranjeros a que vengan a conocer nuestras bellezas, ya que la estrategia de la operación “toca puertas”, la presencia de estands en las distintas ferias internacionales y la participación de las embajadas de México en el exterior para hacer la labor promocional, parece insuficiente para llamar la atención de los turistas de otras latitudes, pues es claro que hay problemas que afectan al sector, quiérase o no y se diga lo contrario, como lo es la inseguridad y el sargazo, por citar sólo unos.

La marca México ya no se promueve en el exterior y cada estado a través de sus respectivas autoridades -junto con sectores empresariales locales- hacen esfuerzos aislados para lograr resultados y tener su propia promoción. Si bien ésta es una fórmula que ha dado resultados, se distraen recursos que bien pueden invertirse en infraestructura para apuntalar los destinos.

Cierto es que si el Consejo de Promoción Turística (CPTM) no cumplió del todo bien su tarea y si se detectaron anomalías en su operación -como en muchas otras dependencias públicas- entre ellas las de otorgar discrecionalmente parte del presupuesto a donde no había motivo, por favoritismo o amiguismo, la pregunta es: ¿por qué no se aplicaron las medidas necesarias para corregir las irregularidades?

La suerte del CPTM ya estaba echada al arribo de la actual administración pues el presupuesto de este organismo, basado en el cobro del impuesto del Derecho de No Residente (DNR) que se aplica al turista extranjero que ingresa al país vía aérea cuya cifra alcanza 8 mil millones de pesos, un 70 por ciento se destinaban para la promoción –cerca de 5 mil 600 millones de pesos- ahora los cuales ya se canalizan a la construcción del Tren Maya la obra estelar en el sector del presente gobierno con la que se piensa apuntalar el turismo y favorecer a las regiones por donde va a pasar.

Sin embargo, es conveniente señalar que el Turismo no es sólo el Tren Maya y ante las situaciones que se viven en el país y aquellas que afectan al turismo, es necesaria la promoción para cambiar las equivocadas percepciones que hay en el exterior sobre México, sobre todo por aquellas alertas (warrings) que se emiten en diferentes países en contra de algunos estados.

Promocionarse aisladamente resultará más costoso que hacerlo en bloque y lo que dijo el Secretario de Turismo de Guerrero, Ernesto Rodríguez Escalona, es de tomarse en cuenta cuando señaló: “Ya no hay CPTM y nosotros (gobierno local e IP) debemos cubrir lo que el Consejo hacía”. Y es muy válida la posición, pero significa un mayor esfuerzo y más recursos, pues de acuerdo a la lógica de la administración federal los particulares deben hacer su promoción porque se favorecen de la promoción gubernamental. Sí, pero es importante señalar que ellos generan empleos e invierten cuando tienen facilidades.

Miguel Torruco Marqués, Secretario de Turismo federal, ha insistido en que se deben atender otros mercados emisores de turistas y tiene la mira puesta en China donde hay 22 millones de turistas de alto poder adquisitivo que viajan al extranjero y si tan sólo se captara un 5 por ciento de esa cifra, el número de llegadas sería importante así como la derrama, pues ellos pernoctan de una a dos semanas, por lo que habrá que brindarles una amplia oferta que satisfaga sus expectativas.

Hay optimismo oficial, pero mucha impaciencia, a la vez dudas por parte de los empresarios, en tanto, hay que ver si el tiempo no se convierte en el principal enemigo del gobierno que a decir de muchos debe acelerar el paso para mantener el ritmo que traía el sector y evitar que se estanque o peor, que sufra un retroceso.

CIFRAS PARA EL VERANO.- El Secretario de Turismo federal, Miguel Torruco Marqués, informó que en la presente temporada de verano se prevé que 15 millones 969 mil 723 turistas se hospedarán en hoteles en todos los destinos del país a donde viajarán, lo que representa poco más de 2.61 por ciento más con relación al mismo periodo de 2018.

Del total de turistas en esta época, 3 millones 836 mil 499 serán internacionales -1.4 por ciento más a los del año pasado- que dejarán una derrama económica de 3 mil 760 millones de dólares – un incremento 15.5 por ciento con respecto al mismo periodo julio-agosto del año pasado- en los destinos que visitarán en especial Cancún, a donde llegará el 26.1 por ciento; seguido de Riviera Maya, con el 22.2; Ciudad de México, 9.2; Los Cabos, 7.4; Mazatlán, 5.2 y Guadalajara, con el 2.9 por ciento. Estos seis centros turísticos conjuntarán el arribo del 73 por ciento del total de turistas foráneos.

Los principales países de donde provendrán estos viajeros están encabezados por Estados Unidos, con 59.8 por ciento; Canadá, 5.2; Reino Unido, 4.1; Colombia, 3.2; España, 3.0; Argentina, 2.3; Brasil, 2.0; Francia, 1.7; Perú, 1.6 y Alemania, con el 1.4 por ciento.

Hizo saber que los turistas nacionales hospedados en hotel gastarán 36 mil 574 millones de pesos, equivalentes a mil 925 millones de dólares, reflejando un aumento de 3.6 por ciento, comparado con el mismo lapso de 2018.

Acerca de misionpo 3835 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.