Ramírez Cuevas y la Soberbia de la 4t

Punto de Vista

Por Jesús Michel Narváez

Cuando el pasado jueves desde la coordinación de comunicación social de la Presidencia de la República se filtró la segunda lista de periodistas beneficiados durante los años 2013 y 2018 en el gobierno de Peña Nieto, Jesús Ramírez Cuevas, el titular del área, afirmó que lo hizo porque el INAI lo ordenó.

Falso.

El viernes el INAI emitió un comunicado en donde desmiente al vocero presidencial. Sin embargo, encontró el respaldo de su jefe, el Ciudadano Presidente, quien hizo buena la aseveración de quien trabaja como su mano derecha y también la izquierda, en materia de comunicación.

Ambas afirmaciones, la de Ramírez Cuevas y su Jefe, son falsas.

Porque el INAI, en efecto, le ordenó responder al ciudadano que solicitó los datos y que le fueron negados en marzo pasado.

Se trataba de una resolución del Pleno para que la Presidencia de la República respondiera al solicitante.

Nunca ordenó que la lista se hiciera pública.

Y preguntando a algunos especialistas en el derecho a la información pero al mismo tiempo la protección de datos personales de las cuales es garante el INAI, me dijeron que el vocero presidencial podría haber cometido un presunto delito al difundir por todos los medios de comunicación: prensa escrita, radio, televisión y redes sociales los nombres de 36 comunicadores.

La presunta violación legal se sustentaría que un particular solicitó los datos, no los medios en los que se difundieron, y habría sido potestad del peticionario darlos a conocer o no.

Ramírez Cuevas, como todos los funcionarios del gobierno actual peca de soberbio. Es el sello de la casa. Baste revisar la forma en que se trata a los medios, a los periodistas, a los empresarios, a la Iglesia Católica, a los dirigentes obreros, para corroborar lo expuesto.

Vaya, la soberbia es de tal tamaño que la ahora exsecretaria del Medio Ambiente pudo detener un avión que estaba en pleno proceso despegue.

Es la soberbia y la falta de respeto a las leyes, lo que permite asegurar que no se ha despedido a nadie en el sector salud y que no se tienen congelados los recursos, cuando desde Hacienda reconocen lo contrario. Hay 10 mil despedidos y retenidos más de 2 mil millones de pesos.

¿La chamba de Ramírez Cuevas no es la de tener buenas relación con los medios para difundir la información de su jefe y de sus empleados? Es pregunta.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, jesusmichelnarvaez266@gmail.com, Facebook: jm-narvaez, Twitter: @jesusmichelMx y en Misión, Periodismo sin Regaños lunes, miércoles y viernes de 11 a 12 horas por ABC-Radio en el 760 de AM.

Acerca de misionpo 3221 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.