México no prevé represalias por asilar a diputado opositor en Caracas

Después de que la embajada de México en Caracas diera el martes asilo político al diputado antichavista Franco Manuel Casella, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, aseguró ayer que su gobierno no prevé por ello “efectos políticos” en la relación entre México y Venezuela.

“El gobierno de Venezuela fue enterado inmediatamente por parte de nuestra representación, y saben y respetan la decisión que México tomó”, sostuvo Ebrard, quien agregó: “Lo que estamos haciendo es ser congruentes con la tradición mexicana al derecho de asilo, nunca le hemos negado a nadie una solicitud de esa naturaleza”.

El gobierno mexicano subrayó asimismo “su preocupación por la situación de los derechos humanos, el derecho al debido proceso y la inviolabilidad de la inmunidad parlamentaria en Venezuela”.

. Por otra parte, EU anunció ayer que suspende inmediatamente todos los vuelos comerciales y de carga con origen o destino en Venezuela debido a “la inestabilidad política en curso y el aumento de las tensiones en Venezuela y el riesgo involuntario asociado a las operaciones de vuelo”, según el departamento de Seguridad Nacional.

CHOQUES. Finalmente, el régimen chavista propuso que un tercer país custodie la embajada de Venezuela en Washington, ocupada por seguidores de Maduro para evitar la entrada de los representantes de Juan Guaidó. Este miércoles, el predicador Jesse Jackson entregó víveres a los ocupantes de la legación, no sin antes superar un enfrentamiento con antichavistas.

Acerca de misionpo 4826 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.