Proteger el Patrimonio Histórico y Cultural de México, Tarea Prioritaria

Itinerario Turístico

Por Arturo Lino Guzmán

Está claro que los edificios históricos, las iglesias, los museos y los sitios arqueológicos, entre otros, guardan la riqueza y el acervo histórico de cada país, pero que además son, por esencia, los atractivos turísticos indiscutibles de cada uno de los destinos, junto con los recursos naturales con los que se cuenta en ellos.

El lamentable incendio en la Catedral de Notre Dame, en Paris, ocurrido semanas atrás, demuestra que el patrimonio cultural de las naciones, en este caso Francia, es vulnerable y está expuesto a daños que puedan ocasionar los inesperados siniestros como son los temblores, las inundaciones, los atentados con bombas o de particulares (por vandalismo o fanatismo) e incluso aquellos que causan las guerras.

La tragedia que sacudió al mundo por lo que representa Notre Dame para la humanidad, propició pérdidas invaluables en este bien patrimonial que es imposible recuperar y que nos llevan a la reflexión porque todos los países tienen inmuebles y objetos de valor histórico propios, pero que también forman parte del acervo mundial.

Otro caso fue el incendio que en septiembre de 2018 devastó y destruyó completamente el Museo Nacional de Brasil, en Río de Janeiro, en donde se perdieron 20 millones de piezas importantes para esa nación sudamericana. Las causas posibles: un globo aerostático que se eleva por calentamiento de una llama que al caer en un área susceptible del museo provocó el siniestro, y el otro, que se debió a un corto circuito por el descuido en que estaban las instalaciones.

Ningún país está exento de una pérdida de su patrimonio cultural por efecto de  fenómenos naturales, por accidentes o aquellos que propician las personas mal intencionadas e inconscientes y México no es la excepción, prueba de ello es el incendio registrado en la Catedral Metropolitana el 16 y 17 de enero de 1967 que tuvo afectaciones al Altar del Perdón, uno de los más icónicos del lugar, por su belleza y creatividad del año de 1735.

En esa ocasión también se dañaron los órganos del Evangelio y el de la Epístola. El primero, fabricado en la Nueva España también en 1735 y; el segundo, del año 1693 y traído desde España. Esas no fueron todas las pérdidas, también pinturas y murales se perdieron a causa del fuego y del agua con el que se apagó el siniestro.

Los temblores y las inundaciones en todo el país a lo largo del tiempo han sido factores de daños al patrimonio cultural con afectaciones invaluables, sobre todo a templos e iglesias y cuya reparación resulta costosa. De ahí la necesidad de tomar medidas precautorias.

Para México, lo ocurrido en Francia y Brasil, es una llamada de atención pues en nuestro país, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), tenía registrados, de acuerdo a datos de los últimos años, 105 mil 657 edificios con valor histórico y que conforman el Catálogo Nacional de Monumentos Históricos Inmuebles.

Asimismo, hasta 2018, México tiene registrados 35 Patrimonios de la Humanidad por parte de la UNESCO, de los cuales 27 son considerados bien cultural; 6 catalogados como bien natural y dos como bien mixto, lo que nos convierte en el séptimo país con mayor cantidad de sitios inscritos en la lista, por detrás de Italia, China, España, Francia, Alemania, e India; así como primero en América Latina y Caribe, y también en el Continente Americano. Además, cuenta con nueve tradiciones y festejos como bien inmaterial.

La anterior relación la hacemos pues es conveniente hablar del tema de la protección de nuestros bienes culturales patrimoniales y no obstante que la gran parte están asegurados, la pérdida de testimonios u objetos históricos es irreparable, por lo que las autoridades de protección civil de los estados y municipios deben contar con protocolos para actuar en caso de que ocurra un lamentable suceso que vaya a evitar daños mayores. ¿Cuántos de los inmuebles considerados patrimonio cuentan con sistemas de alarma y contra incendios? ¿Cuántos hoteles, también tienen dispositivos para apagar el fuego en cuanto se origina la conflagración?

Las secretarías de turismo federal y de los estados, tienen una función primordial en tales casos, si bien, como dice el titular de turismo de la Ciudad de México, Carlos Mackinlay, que no son funciones propias de las dependencias del ramo, éstas deben garantizar la seguridad de los visitantes y trabajar conjuntamente con las áreas responsables del cuidado de los inmuebles que forman parte del atractivo turístico, por lo que se debe, como lo comentó el funcionario a Misión Política, tener un inventario completo, trabajar en forma transversal para el cuidado de nuestros bienes.

En este sentido no se debe dejar pasar tiempo para hacer planes y salvaguardar los bienes y tampoco confiarnos, pues los estados con Centros Históricos reconocidos como la Ciudad de México, Michoacán, Puebla, Oaxaca, Querétaro, Zacatecas, Guanajuato y  Durango, especialmente, corren riesgos inminentes y es obligación de todos los mexicanos velar por su cuidado, por el bien del país.

Acerca de misionpo 4806 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.