Agradecimiento de la “Prensa Fifí” al Gobierno Mexicano por la Mediación con el Dictador

A la Vuelta de la Esquina

*El Odio de los Tiranos Para los Periodistas

*Han Exhibido a Papá Doc y el Doctor Francia

*También a Franco y a Juan Vicente Gómez

*Crece el Odio en el Orbe Contra Informadores

Por Iván Ruiz

Ya se había tardado el dictador Maduro en agredir a la prensa, sobre todo a la “fifí”, aquella que pertenece a los grandes diarios o cadenas de televisión y radio.

Pero llegó la fecha fatal y sería Jorge Ramos, un periodista de origen mexicano que desde hace varias décadas labora en la cadena Univisión estadounidense, junto con su equipo, el agredido.

Haya sido por las razones que fueren (esperamos que de sensatez y justicia) pero el gobierno mexicano protestó, con lo cual se envía un mensaje no sólo a Venezuela, sino a Estados Unidos, respecto de la posición mexicana sobre las arbitrariedades cometidas por los dictadores contra los informadores.

La prensa nunca ha sido santo de la devoción de nadie. Todos los autócratas la odian porque exhibe sus abusos. En el libro “Cómo leer a García Márquez: una interpretación sociológica”, de José Luís Méndez hay varios casos.

Ellos, los periodistas exhibieron, por ejemplo, a Papa Doc, en Haití, cuando mandó matar a todos los perros negros convencido de que uno de sus enemigos se había convertido en can. También a Juan Vicente Gómez, de Venezuela, quien periódicamente anunciaba su muerte para después resucitar entre bombo y platillo. Y ni que decir del Doctor Francia, de Paraguay, quien obligó a casarse a todos los jóvenes mayores de 21 años. O bien, Maximiliano Hernández Martínez, de El Salvador, que creó un péndulo que ponía sobre los alimentos para revisar que no estuvieran envenenados.

Méndez señala:

“Y aunque la dictadura es, en cierto sentido, una violación de toda institucionalidad, un régimen de excepción que pone en receso la soberanía del pueblo y la legitimidad republicana para hacer descansar toda la gestión gubernamental sobre la arbitrariedad, también es un producto histórico de la vida política y social.”

Como dijera “El Gran Wyoming”:

“Franco hizo grandes cosas en una cama. La mejor de todas, morirse en una de ellas”.

O la frase de Vargas Llosa:

“Cruce de superhombre y bufón, el caudillo hace y deshace a su antojo, inspirado por Dios o por una ideología en la que casi siempre se confunden el socialismo y el fascismo -dos formas de estatismo y colectivismo- y se comunica directamente con su pueblo, a través de la demagogia, la retórica y espectáculos multitudinarios y pasionales de entraña mágico-religiosa.”

Pero los dichos de los dictadores contra los periodistas han abundado.

“No siento más aprecio por los periodistas que por las ratas”, dijo en 2009, Teodoro Obiang, opresor de Guinea Ecuatorial.

Y una cosa es el dicho y otra el hecho. El año pasado Reporteros sin Frontera señaló:

“Los actos violentos contra periodistas alcanzan un nivel inédito este año (2018): todos los indicadores están en rojo”, señaló Christophe Deloire, secretario general del organismo.

“El odio a los periodistas manifestado -e incluso reivindicado- por líderes políticos, religiosos, y hombres de negocios sin escrúpulos, tiene consecuencias dramáticas y se traduce en un aumento muy preocupante de las violaciones de los derechos de los periodistas. Estos sentimientos de odio, multiplicados a través de las redes sociales -que tienen gran responsabilidad de estos hechos- se usan para legitimar las agresiones y debilitan, poco a poco, cada día, el periodismo y, con él, la democracia”, dijo.

Afganistán, donde 15 periodistas han perdido la vida fue el más mortífero en 2018, seguido por Siria, con 11 y México con 9. Además, en el mundo hay 348 informadores encarcelados en Irán, Arabia Saudita, Egipto, Turquía y China. Este último país tiene la mayor cifra de presos: 60.

De ahí que haya sido un buen mensaje el enviado por la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, que encabeza Marcelo Ebrard, al apoyar al equipo de periodistas de Univisión que habían sido no sólo censurados en su trabajo, sino retenidos por el gobierno de Nicolás Maduro durante varias horas y confiscado su material de trabajo.

Acerca de misionpo 34951 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.