Progres se Dicen Progres, con Pueblos en Retroceso

*Antes del Semestre Resultados de Imprecisiones

  • *Las Improvisaciones en Latinoamérica y México
  • *Nacer Pobre y Continuar así por Generaciones

Por Jaime Contreras Salcedo

Más allá de las disquisiciones simplistas sobre el futuro ideológico de América Latina tras los relevos de mandos recientes en la región, incluyendo a México desde luego, lo relevante es qué nos ocurrirá económicamente como población en el mediano y largo plazos y, sobre todo, lo que habrá de pasarles a las nuevas generaciones que, en este momento, no tienen ni la más pálida idea de ello, por la sencilla razón de que se están haciendo en los pañales con singular alegría.

Por ello, la responsabilidad de los que ahora toman decisiones y de quienes las ejecutan es alta y grave, que no son sinónimos, pues de ello depende el porvenir de aquellos que sufren o no el resultado de las mismas. Algunos dirán que más importante es llevar el sustento diario a casa y tienen razón, pero hay gente con visión buena o mala que ya está diseñando políticas económicas desde ahora, cuyos resultados veremos en, fácilmente, al menos 30 años.

Si nos vamos a la historia, digamos, de mediados del siglo pasado a la fecha, el mal llamado Hemisferio Occidental, según las cifras del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, ha tenido varias etapas muy marcadas de crecimiento y desaceleración, de estancamiento con inflación, de franco retroceso –recuérdese la llamada Década Perdida-, además de una suerte de lentísima recuperación mediocre, avalada precisamente por estos organismos de Bretton Woods, aunque eso sí, con una rígida ortodoxia capitalista.

En el ínter, cómo no, renacieron con el siglo nuevo una serie de populismos de izquierda que tuvieron en Brasil, Ecuador, Bolivia y hasta Venezuela a sus máximos exponentes, pero que se han ido estrellando contra la realidad, deteriorando en términos reales y con ello disminuyendo las posibilidades de mejora en las condiciones sociales y económicas de sus habitantes.

Ha habido fracasos rotundos, en donde los latinoamericanos que se han encaramado en la silla presidencial, por las buenas o no tan buenas, pero siempre apelando a la “democracia”, se han dedicado al saqueo y la corrupción a más no poder, con el respaldo y a veces el patrocinio de grandes trasnacionales en donde Odebrecht brilla negativamente por sí misma en varias latitudes, incluyendo la nuestra, en donde también la impunidad campea a todo lo que da.

Tras la debacle izquierdista, que traducida en cifras ha significado un retroceso económico para millones de latinoamericanos que ya no tienen como opción, como hasta finales del Siglo XX, de ir en pos del American Dream y cruzar la raya fronteriza con papeles o sin ellos, toda vez que el acoso y demostración xenofóbica de Barack Obama (aunque pretenda negarla a punta de su retórica y carisma) se ha multiplicado al mil con un fascista, mitómano, ignorante y maniático que todos conocemos, y que responde al nombre de Donald Trump.

Ahora bien, el resultado no deja lugar a dudas que Latinoamérica, y el Caribe de pura pasadita, es una de las regiones del mundo mundial con mayor retraso no sólo en el crecimiento, sino sobre todo en la llamada distribución del ingreso, lo que significa que hay cada vez más pobres en estado de miseria, y disminuye, por contraposición el número de ricos que acumulan mayor riqueza. Acabáramos.

Como en otras ocasiones le hemos señalado en este espacio, en esta parte del mundo se vive la peor distribución de los ingresos y los que nacen pobres no solo morirán así, sino que sus hijos, nietos y bisnietos estarían condenados a mantenerse en lo mismo, por mucho que se apelen a ellos en los discursos para que, religiosamente voten en favor de los que predican el cambio gatopardiano, como habrá usted de comprender.

Regresemos a México: muchas voces que se mantienen con el que ganó en las urnas, pese a que las señales van exactamente en sentido contrario, han comentado que el cambio proclamado redundará no sólo en una nueva república en la que ya no cabe la corrupción ni la impunidad y todos trabajaremos junto al pueblo sabio en pos de una nación moral apegada a los principios éticos que nos caracterizan.

Pese a lo progresista como se auto tilda el actual gobierno, resulta que eso no se está viendo en la realidad. Frente a los problemas nacionales, empieza a sobresalir el frente económico con mayor fuerza por una sencilla razón: pareciera que el solitario de Palacio Nacional va de frente y no se quita en sus planes y programas pensando que el dinero le llegará de las nubes o una que otra galaxia, mientras los agentes que opinan en contrario le surgen como esporas, poniendo en tela de juicio el accionar oficial y, sobre todo, generando expectativas adversas en el corto, mediano y largo plazos.

Como dijera un payaso caracterizado de conductor: a este querido amigo solo le falta creer que anda caminando en el agua, mientras que la realidad se la pasa en otra pista y las dificultades se multiplican en diversos giros sin ton ni son, no nada más con respecto a las calificadoras o Petróleos Mexicanos, sino en el asunto de las refinerías, los aeropuertos, las ventas de automóviles, helicópteros y aviones, y hasta de tractores, lo correspondiente a los funcionarios que tratan, inútilmente por lo que se ve, que no se vea la fragmentación de un gobierno que nació hecho pedazos y que pulula entre la mediocridad, la ignorancia supina y, aunque usted no lo crea, empezarán a generar nuevos actos de corrupción, pese a los llamamientos en contrario. Eso lo veremos todos, sin duda.

La luna de mientras con los que se llaman progresistas, antineoliberales, antirapaces y otras linduras, parece extinguirse. Quedarán millones, nuevamente, con el factor esperanza siempre esperando que se les haga caso, algún día, en algún lugar. Y luego por eso dicen que los regímenes progresistas cayeron de la gloria, pero nadie los está sustituyendo, bueno, ni siquiera una idea hegemónica del norte imperial, ocupado como está en saber si su multimillonario metido a la Casa Blanca fue contagiado por el bloque ruso. Amanecerá y veremos.

Por lo pronto, estas Lascas Económicas andan trabajando a marchas forzadas junto a otras piedras octagonales una vez que ya supieron que este número es el de los frailes dominicos de otros tiempos. Y también de estos. Ya le esperan con calma, pero la próxima. Jacs95@hotmail.com.

Acerca de misionpo 15978 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.