¿Manotazo virtual?…

Punto de Vista

 

Por Jesús Michel Narváez

 

Concediendo sin aceptar, probablemente dio el primer “manotazo” desde lo que será su posición futura.

Todavía no es presidenta electa. Es virtual.

Y, sin embargo, por lo menos en las apariencias, pareció poner en orden el diferendo entre los congresistas de Morenas obre el tema de la Reforma Constitucional del Poder Judicial de la Federación.

El triunfo de los candidatos a diputados y senadores que, presuntamente con sus aliados PVEM y PT habría obtenido la mayoría calificada, abrió las puertas al huésped temporal de Palacio Nacional para hacer realidad su sueño: desmantelar el único de los tres Poderes de la Unión que no logró derribar en su mandato: el Judicial.

Confiado en que durante las elecciones de 2021 el pueblo refrendaría la confianza en su gobierno y le otorgaría los votos suficientes para que la legislatura contara con la mayoría calificada, no aprovechó el final de la anterior, en donde tenía suficientes votos en la Cámara de Diputados para aprobar reformas constitucionales y en el Senado las negociaciones eran parte de convencer al bloque de contención de sumarse a las reformas.

Sin los votos suficientes, desde septiembre de 2021 estuvo impedido para lograr que sus iniciativas de reformas constitucionales fueran aprobadas. La frustración se hizo presente y su objetivo en los comicios del domingo pasado era y para haberlo conseguido, tener la mayoría calificada en ambas cámaras y así hacer realidad su sueño.

Ignacio Mier, todavía coordinador de los diputados de Morena anunció que la reforma Judicial tiene prioridad y saldrá en septiembre. No se sabe si sus pares, Carlos Puente Salas, del PVEM y Alberto Gutiérrez, del PT, lo acompañaron en la “ideota”, pero sus palabras pusieron nerviosos a los mercados financieros y el peso se depreció y la bolsa cayó.

Ante el nerviosismo, la virtual presidenta salió al paso y dio a conocer que la reforma Judicial será analizada y se escuchará a las oposiciones además de realizar el Parlamento Abierto.

Su posición calmó el inicio de lo que podría haber sido una crisis económica.

Sin embargo, su mentor expuso la mañana de ayer que la reforma va, va, va.

Baste leer un párrafo de sus palabras para darse cuenta de que no ha quitado el dedo del renglón y que quiere el reconocimiento personal por su iniciativa.

“Se alarman los que se sentían dueños de México; ¿cómo se va a reformar el Poder Judicial? ¿y mis jueces, y mis magistrados, y mis ministros? ¿ahora quién me va a ayudar en mis transas?”.

Si se trató de un chistorete, nadie se sonrió siquiera.

Sus palabras parecieron correctivas de las pronunciadas por su alumna 24 horas antes.

Y para colmo de la virtual presidenta, desde el púlpito presidencial se hizo el anuncio de que el lunes habrá reunión entre el que se va y la que llega.

“Es para platicar sobre la transición… ella les informará de lo que se abordó y a qué se llegó”.

El señor López fijo que se reunirá con la presidenta virtual electa en Palacio Nacional, a quien, adelantó, “invitaré a comer”, donde se pondrán de acuerdo para llevar a cabo el proceso de transición del Gobierno federal.

Cambió de fecha para la reunión. Solamente él sabe las razones.

Por eso, al principio de esta entrega se habla de lo que pareció un manotazo.

Si la reforma judicial se aprueba en septiembre, Claudia Sheinbaum iniciará su mandato con signos de debilidad.

Ojalá y nos equivoquemos.

E-mail: jesusmichelmp@hotmail.com, Facebook Jesus Michel, X @misionpolitica y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por Radio Cañón en el 760 de amplitud modulada

 

Acerca de misionpo 38643 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.