“Los esfuerzos de EEUU por sembrar discordia entre China y Rusia serán inútiles”

Estados Unidos busca excusas para seguir enviando ayuda financiera y militar a Ucrania, y lo hace a través de la sugerencia de que China y Rusia tienen lazos fuertes en materia de defensa. Sin embargo, solo se trata de rumores infundados que buscan generar confusión geopolítica, indica un análisis del diario chino ‘Global Times’.
Expertos dijeron al medio oficialista del país asiático que los intentos de Washington de relacionar a Pekín con Moscú “no tienen sentido” y solo pretenden justificar el suministro de armamento a Kiev, en momentos en que las tropas ucranianas se encuentran en un punto crítico tras constantes fracasos en el frente.

“La Administración Biden se enfrenta a un dilema sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania. Retirar ahora el apoyo a Ucrania significa traicionar sus propios compromisos y a sus aliados, y si la próxima Administración, posiblemente la de Trump, se retira, el Partido Demócrata cargará con la mala reputación de ser capaz de instigar la guerra pero no de ofrecer protección“, observa Lü Xiang, investigador de estudios sobre Estados Unidos en la Academia China de Ciencias Sociales, en entrevista con Global Times.

Y es que hace unos días, el Gobierno estadounidense advirtió que tomaría represalias si China refuerza militarmente a Rusia. El portavoz adjunto principal del Departamento de Estado, Vedant Patel, dijo que Washington está listo para “tomar las medidas adicionales que sean necesarias”.
Lo anterior se refuerza con un proyecto de ley bipartidista llamado No Limits Act, el cual contempla sanciones a empresas chinas que proporcionen apoyo a Moscú.

“Los esfuerzos de Washington por sembrar la discordia entre Pekín y Moscú serán, sin duda, inútiles, porque ambos valoran sus relaciones, así como el vasto potencial de cooperación potenciado por sus economías altamente complementarias”, afirmó Lü.

“Se espera que Estados Unidos pueda abandonar la idea de derrotar completamente a Rusia en todos los aspectos, ya que la existencia de Rusia es un aspecto fundamental del equilibrio de poder en un mundo multipolar”, agrega el medio.
Mientras tanto, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, se prepara para visitar China a partir del próximo 23 de abril, en medio de tensiones bilaterales por Taiwán y la guerra comercial de los semiconductores, entre otras cosas.
Analistas consultados por Global Times afirman que la visita de Blinken podría tener como propósito convencer a Pekín de fungir como intermediario en caso de “posibles desbordamientos” en Oriente Medio, a raíz de la escalada de tensiones entre Israel e Irán.
(Sputnik)
Acerca de misionpo 37605 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.