Durante el conflicto bélico, se reportó la presencia de 1,067 ciudadanos mexicanos en tres países de Medio Oriente

La Secretaría de Relaciones Exteriores de México ha registrado un total de 1,067 ciudadanos mexicanos presentes en tres naciones de Medio Oriente debido a los recientes ataques aéreos entre Irán e Israel.

Esta cifra se desglosa en 1,009 individuos en Israel, 23 en Irán y 145 en Jordania, según la información proporcionada por el Sistema de Registro para Personas Mexicanas en el Exterior (SIRME). El organismo ha instado a los nacionales en el extranjero a inscribirse en su plataforma en línea para mejor atención en situaciones de emergencia.

De acuerdo con el detalle proporcionado por SIRME, de los mexicanos en Israel, 178 son visitantes y 831 residen de manera permanente en ese país. En cuanto a Irán, se encuentra un grupo más reducido, con tres visitantes y 20 residentes.

Jordania, por su parte, alberga a 130 visitantes y 15 residentes provenientes de México. Estos números solo incluyen a aquellos que han decidido inscribirse voluntariamente, lo que sugiere que la cantidad real podría ser superior.

Facilidades en el registro

La cancillería ha enfatizado la importancia de que los ciudadanos mexicanos radicados o de paso por el extranjero se registren en SIRME para facilitar la asistencia consular en caso de emergencia o necesidad. El registro es un proceso sencillo y gratuito, accesible a través del sitio web https://sirme.sre.gob.mx/.

Los registros de SIRME no solamente sirven para brindar ayuda en situaciones críticas sino también para informar y orientar sobre prevenciones y medidas a tomar ante posibles evacuaciones o situaciones de riesgo en países extranjeros.

¿Qué fue lo que ocurrió?

En un movimiento considerado sin precedentes, Irán lanzó un ataque contra Israel la noche del sábado, desplegando más de 200 drones, misiles balísticos y de crucero sobre el territorio israelí, según información confirmada por el vocero de las Fuerzas de Defensa de Israel, Daniel Hagari. Este intenso operativo militar ha sido catalogado como un “ataque a gran escala”, caracterizado por su complejidad y magnitud.

La defensa israelí, ante la inminente amenaza, respondió con eficacia, logrando interceptar la gran mayoría de estos proyectiles. A pesar de la masiva cantidad de misiles y drones empleados en el ataque, los daños reportados por las autoridades fueron relativamente menores, confinándose principalmente a una base militar situada en el sur de Israel.

En este contexto, se reportó a una menor como la única víctima de este enfrentamiento, quien sufrió heridas leves y se encuentra actualmente en proceso de recuperación.

(Agencias)

Acerca de misionpo 37491 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.