La mayor metrópoli de América Latina se enfrenta a una histórica crisis hídrica que podría dejar a sus habitantes sin agua este año

La Ciudad de México enfrenta crisis hídrica sin precedentes: con una población cercana a los 22 millones de habitantes, la metrópolis está al borde de un “día cero”, momento en el que no contará con suficiente agua para abastecer a la totalidad de sus residentes.

Según datos del Organismo de Cuenca del Valle de México, recogidos por La Razón de México, se teme que este escenario podría ocurrir el 26 de junio de este año y prolongarse hasta septiembre. La escasez de lluvias y una gestión ineficiente del agua son los principales culpables de esta situación que podría obligar a la ciudadanía a enfrentar días, e incluso semanas, sin suministro de agua potable en sus hogares.

La crisis no solamente se refleja en la falta de agua en las casas, sino también en el impacto sobre las actividades cotidianas y comerciales. Gimnasios y parques públicos se han visto obligados a limitar el número de visitantes que pueden usar sus servicios, como parte de las medidas para conservar el líquido.

Factores que empeoran el panorama

El factor climático ha exacerbado esta ya crítica situación en Ciudad de México. El Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX) registró temperaturas cercanas a los 29°C a finales de febrero, y se esperan incrementos hasta casi 32°C con mínima cobertura de nubosidad.

Rafael Carmona, director de SACMEX, catalogó esta crisis como inédita, influenciada significativamente por la disminución de las precipitaciones en los últimos cuatro a cinco años, lo que ha resultado en un almacenamiento bajo en las presas locales. A esto se suma la falta general de agua en los sistemas de suministro, creando una situación sin precedentes tanto para la administración actual como para las pasadas.

Además, el mal manejo del agua es un factor que contribuye a esta problemática. Enrique Acevedo, colaborador de CBS News, señaló que en Ciudad de México existe “una gran cantidad de fugas subterráneas” y residenciales, que podrían representar hasta un 40% del desperdicio de agua en la ciudad, agravan la situación.

A pesar de la severidad de la crisis, no todos creen que se alcanzará el “día cero” tan pronto. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, expresó confianza en la capacidad del gobierno para incrementar el suministro de agua y evitar este escenario durante el presente año. Otros investigadores, sin embargo, consideran que podría ocurrir en los años venideros. “No es que tengamos un día cero próximamente”, admitió Acevedo, “pero ciertamente no hemos visto una situación tan mala como la actual en un tiempo.”

En general, la mayor parte del país Azteca está experimentando algún grado de sequía, con muchas áreas enfrentando los niveles más altos de “extrema” y “excepcional”, según el monitor de sequía del país. En octubre de 2023, el 75% del territorio nacional padecía de sequía, de acuerdo con la agencia AP, mientras que la temporada de lluvias no comienza sino hasta alrededor de mayo.(Agencias)

Acerca de misionpo 39291 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.