Economía de EU crece un 5,2% entre julio y septiembre

La economía estadounidense creció a una tasa anual de 5.2% entre julio y septiembre, gracias al gasto de los consumidores ya a pesar de los aumentos de las tasas de interés, informó el miércoles el gobierno al actualizar un estimado anterior.

El gobierno había estimado previamente que la economía creció a una tasa anual de 4.9% en el trimestre anterior.

El estimado difundido el miércoles confirma que la economía tuvo un pronunciado aceleración comparado con el ritmo de 2.1% registrado entre abril y junio.

Muestra que el Producto Interno Bruto (PIB) —el total de productos y servicios producidos por un país— tuvo su mayor crecimiento trimestral en casi dos años.

El gasto de los consumidores, que es el motor de la economía, aumentó a una tasa anual de 3.6% de julio a septiembre, una cifra robusta aunque un poco menos del estimado anterior de 4%. La economía también recibió impulso de compañías que están incrementando sus inventarios al anticipar ventas en el futuro. El crecimiento también se debe a un aumento en el gasto y las inversiones del gobierno en todos los niveles: federal, estatal y local.

La economía estadounidense, la más grande del mundo, ha demostrado ser resiliente a pesar de que la Reserva Federal (Fed) ha aumentado las tasas de interés 11 veces desde marzo de 2022 para combatir la mayor inflación en cuatro décadas.

Las tasas de interés han aumentado los costos del consumo y de los préstamos , pero también han ayudado a aliviar las presiones inflacionarias: los precios al consumidor aumentaron 3.2% el mes pasado con respecto a donde estaban 12 meses antes, una mejora con respecto al alza de 9.1% año en año registrado en junio de 2022.

El mercado laboral también está enfriándose tras estar recalentado los últimos dos años, aunque sigue robusto desde el punto de vista histórico: los obstáculos añadieron un promedio de 239 mil puestos por mes este año. Y la tasa de desempleo ha caído por debajo del 4% durante 21 meses consecutivos, el lapso más extenso desde la década de 1960.

La combinación de menos inflación y más contrataciones ha suscitado esperanzas de que el banco central estadounidense logre su llamado aterrizaje suave, es decir, aumentar las tasas de interés lo suficiente para domar los aumentos de precios sin empujar a la economía hacia una recesión.

Acerca de misionpo 38584 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.