El Kremlin insta a condenar la presión occidental sobre los Estados africanos

La presión que ejercen Estados Unidos, Francia y otros países occidentales sobre los países africanos, en particular para impedir la cumbre Rusia-África, debe ser condenada, declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

“Creemos que tal línea de EEUU, Francia y otros Estados debe ser condenada, merece ser condenada. De hecho, no permiten el derecho soberano de los Estados africanos a elegir socios por sí mismos para expandir la cooperación, la interacción en varios campos y el estudio de temas de actualidad”, dijo Peskov ante la prensa.
El vocero señaló que “prácticamente todos los Estados africanos han estado sujetos a una presión sin precedentes de EEUU, las embajadas francesas” y otras misiones occidentales “para impedir la celebración de esta cumbre Rusia-África, para evitar la representación de los países africanos en esta cumbre”.
La segunda cumbre, foro económico y humanitario Rusia-África tendrá lugar el 27 y el 28 de julio en la ciudad rusa de San Petersburgo. El lema del foro es Por la paz, la seguridad y el desarrollo y la agencia Sputnik será el socio informativo del evento. La primera edición del foro se desarrolló del 22 al 24 de octubre de 2019 en la costera ciudad de Sochi, en el sur de Rusia.
Volver al pacto alimentario es imposible porque no se cumplen las obligaciones con Rusia, declaró Peskov.
“Desgraciadamente, en este momento es imposible volver a este acuerdo porque no se cumple, de facto, nunca se cumplió. Por lo tanto, no es posible,” señaló.
Según el vocero, Moscú dejó claro que está dispuesta a restablecer inmediatamente el acuerdo en cuanto se cumplan los compromisos con Rusia. También subrayó la importancia de que los canales de suministro de grano ucraniano no se utilicen con fines militares.
“Para nosotros es muy importante que el régimen de Kiev no utilice los distintos canales de suministro con fines militares, para llevar a cabo atentados terroristas en nuestro territorio, etcétera. Seguiremos luchando contra esto”, añadió Peskov.
Horas antes, el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Vershinin, aseguró que la iniciativa para transportar el grano y los alimentos desde los puertos ucranianos es imposible sin la participación de Rusia.
“Esto no se puede hacer sin Rusia”, dijo el vicecanciller contestando a la pregunta sobre la posible implementación del acuerdo sin la participación de Moscú.
El viceministro reiteró que no tuvo sentido prolongar el pacto alimentario ya que no se cumplieron las exigencias legales rusas y agregó que actualmente no se llevan a cabo las negociaciones al respecto.
El 22 de julio de 2022, Rusia, Turquía y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) firmaron un acuerdo para desbloquear la exportación de granos y fertilizantes de Ucrania a través del mar Negro. Los representantes del Gobierno ucraniano suscribieron un documento similar con Ankara y representantes de la ONU.
Desde entonces el acuerdo fue prorrogado en tres ocasiones, la última vez el pasado 17 de mayo, por dos meses.
Rusia formuló cinco requisitos para extender el pacto alimentario más allá del 17 de julio: la reconexión de su banco agrícola, Rosselkhozbank, al sistema SWIFT; la reanudación de los suministros de maquinaria agrícola, repuestos y mantenimiento; el levantamiento de la prohibición de acceso a los puertos; la reactivación del conducto de amoníaco Togliatti-Odesa; y el desbloqueo de los activos y cuentas extranjeras de las empresas rusas relacionadas con la producción y transporte de alimentos y fertilizantes.
A falta de avances en esta materia, el Kremlin anunció el 17 de julio que Rusia suspendía su participación en el acuerdo, pero está dispuesta a volver al convenio en cuanto se cumplan sus condiciones. Sputnik
Acerca de misionpo 38584 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.