Proyecto Político de Andrés Manuel López Obrador, en Caída Libre

 

ALFREDO MEJÍA MONTOYA

 

El titular del ejecutivo una vez más reinicia la campaña presidencial del partido oficialista, confirmando a sus tres primeros candidatos elegidos por él mismo, sin la colaboración de nadie, de acuerdo con sus afanes de hacer valer su capital político de poder y de hombre único en el régimen.

 

El proyecto político de López obrador efectivamente va más allá del 2024, y a simple vista se observa que la pretensión de apoyar a Claudia no es otra cosa más que fue la única que aceptó tirarse al abismo por las acciones de su padre político. Bueno, no es tan fácil digerir que aviente al ruedo a otra persona que carece de una facultad de administrar una ciudad, mucho menos podrá administrar el país. Y todo lo que conlleva para dar bienestar al pueblo dirigir, y solventar los problemas y por supuesto, generar políticas públicas que beneficien a toda la población.

 

Tomando nota de que López Obrador ya se percató de que los tiempos políticos ya no están tan de su lado o a su favor, sumándose a ello la falta de credibilidad que ha llegado a sus límites, el grave problema económico que se avecina, al no salir las cuentas presupuestales con el sinnúmero de programas sociales que abrió de carácter electoral, donde la derrama presupuestal para dichos programas es en efectivo, sin ningún soporte financiero que avale la salida de tanto dinero proveniente de los recursos de los ciudadanos, ya que primero debió haber creado un polo de desarrollo donde circulasen las ayudas económicas de los programas sociales, y hasta empleo tendrían decenas de pobladores en un polo mediano con la posibilidad de ir creciendo poco a poco con el pueblo en donde se haya instaurado.

 

Pensando malévolamente, al estilo López obrador se pueden deducir algunas acciones del por qué elegiría a Claudia. Ya sabemos: es manipulable, domesticable, y sobre todo sin voluntad propia. Para todos es sabido que, si una vez López dijo que su familia no estaría en el gobierno, engañó a todo mundo ya que en el transcurso de los más de 4 años que lleva en el poder algunos individuos que forman parte de su familia nuclear y otros aleatorios, tienen sendos expedientes de la injerencia y tráfico de influencias que hacen en sus negocios. Públicamente se sabe de su hermano Pío, su hermano Felipe, su prima Felipa, y por supuesto sus hijos de su primera pareja sentimental.

 

El poder hacia ellos no sería la excepción y no será la excepción, y lo sería en grado superlativo como una posibilidad que puede suceder en el transcurso de la siguiente administración, suponiendo que el partido oficialista ganase las elecciones del 24.

 

Con lo anterior, sí cabría la posibilidad de que ya con Claudia si hubiere ganado, y como el país está destrozado presupuestal y económicamente hablando, deuda a la alza, paraestatales con pérdidas millonarias, con malos tratos con el gobierno de Estados Unidos, con infraestructuras que no son sustentables, es decir, no obtienen siquiera los recursos para poder sufragar los costos de operación y mantenimiento del AIFA, refinería OLMECA, o el TREN MAYA o sea, de seguir en la tendencia en la que se lleva al país tendremos serios problemas, mucho más serios, en el sistema de salud, en la militarización de diversas áreas, en las que el ejército no puede verse inmiscuido, ya que su formación no es tecnócrata y eso de administrar no se les da como lo han demostrado con las 3 obras insignia de este periodo sexenal. 

 

A Marcelo Ebrard y Augusto López, de plano Obrador ya los hizo a un lado, lo mismo sucede con Ricardo Monreal al que solo le han dado de chocolate su atole, y claro, esto traerá aparejado una serie de problemas internos y aún más divisionismo en las filas morenistas. Divisionismo que repercutirá en las más altas esferas del partido oficialista.

 

Por lo tanto, suponiendo sin conceder, Claudia es a la que le estallará la bomba en caso de tomar posesión como titular de jefe del ejecutivo al haber obtenido el triunfo que las mayorías le dieran en las elecciones presidenciales. 

 

Al estilo de 1994, en la que Ernesto Zedillo toma un país a punto de estallar, al que le denominaron el error de diciembre, y la pregunta que se hacía en aquel entonces, cómo era posible que fuera culpable si acababa de llegar a la silla presidencial en México, tardamos años para lograr nivelar los índices económicos del país. Para que luego en represalia hacia su partido, apoyar al formula FOX para llegar a la Presidencia, siendo el mismo, el presidente de la república entonces Ernesto Zedillo de proclamar ganador de las elecciones a Vicente Fox candidato de la oposición antes de concluir el conteo, simplemente por la mayoría que se estaba dando en dicho conteo. …

 

Otra pregunta sería, ¿cómo le estallaría la bomba, política y económica? Si Zedillo no fue el que tomó las decisiones que llevaron a pique al país. Igual la corcholata Claudia no las toma ahora y le estallará la bomba. Por supuesto que por todos los problemas que prevalecen en ese momento y prevalecerán durante varios años en materia de salud y en materia económica, pero cómo lo harían, las bases jurídicas están dadas, esto es, López obrador desde que motivó la revocación de mandato obviamente no la requería para él, sino para la continuidad de su proyecto, esto es, que debido a que Claudia no podrá controlar las problemáticas del país, el mismo partido oficialista con toda seguridad va a proponer la revocación de mandato para una salida constitucional de Claudia y en esa medida convocar a elecciones en las que en la que por parte del partido oficialista con toda seguridad será Andrés Manuel López Beltrán (Andresito) que para eso lo ha estado preparando su señor padre en la política y el manejo del poder donde los tiempos cuentan, . . . y el poder, aún más

 

Cuestión que no podría hacer si en la silla estuviera sentado Marcelo Ebrard, Augusto López, Ricardo Monreal o en su defecto alguien de la Oposición. Porque son diferentes a Claudia. 

 

Necesita una persona que venga a terminar todo lo que ha tratado de hacer, o sea todo, esto es, alguien que venga a hacer el trabajo rezagado por más de 5 años.

 

Se podría pensar que la decisión está tomada, que R. Monreal no es más que un factor de dividir las bancadas de MORENA en el Congreso; a Marcelo, le tratan de vender tiempo, que es lo que menos necesita. Marcelo ya inició su campaña, formando su dream team, si la cuestión ya está decidida como lo dijo hace algunos días para qué encuesta y para qué reuniones, si ya está decidido. 

 

Podría ser comparsa de esa designación, pero no somos rastreros dijeron los dos suspirantes. Augusto López por supuesto que tampoco va a llegar, pero si gana el partido oficialista, él seguirá en su zona de confort en Gobernación tratando de equilibrar la política interna del país, cosa que no ha hecho desde que llegó. 

 

Quienes sí tienen la posibilidad de entrar y ganar, serían el pueblo, la ciudadanía, la clase media, los conservadores, sus enemigos, sus detractores, los inversionistas, la sociedad civil organizada, los estudiantes, los aspiracionistas, etcétera. Y los sindicatos blancos, las asociaciones religiosas y claro, los partidos políticos, tal y como sucedió en el 2021, donde acudieron a la Convocatoria. Ahora la convocatoria será para defender al INE, al INAI y por supuesto al CONGRESO DE LA UNIÓN, quitar al RÉGIMEN actual y en general a las instituciones creadas democráticamente.

 

a2m8m@yahoo.com.mx    freedomm

Acerca de misionpo 39263 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.