Encuerado

Yo Campesino

•     El ganso como protector de corrupción con sus hijos millonarios

Miguel A. Rocha Valencia
Una vez más quedó exhibido el profeta de la 4T como protector de corrupción, lo mismo con sus hijos, hermanos y demás familiares como con sus cómplices funcionarios como Ignacio Ovalle Fernández con el fraude a Segalmex por más de 15 mil millones de pesos, más mil millones colocados en bolsa, así como con el titular de Migración, quien permanece libre y en funciones a pesar de estar imputado por un juez.
Queda claro que la corrupción es para los neoliberales, conservadores, aspiracionistas y al que alza la voz y que la impunidad es patrimonio de Morena y sus rémoras.
La presunción de pobreza franciscana del Ganso de quien habría que investigar a sus prestanombres para ocultar su riqueza, se estrella frente a los negocios bajo su cobijo que realizan sus vástagos Manuel y Ramón, uno con todo lo que implica la cancelación del NAIM y el otro con concesiones petroleras y los contratos otorgados a proveedores como el caso del periódico La Jornada.
Es decir que corruptos son aquellos a quienes no ha podido meter a la cárcel ni les ha probado hechos ilícitos el caudillo de Tepetitán, pero los que están probadamente metidos en saqueos a la nación, crímenes comunes y abuso del poder, puede como “honrados funcionarios” que colaboran con la “causa”.
Y no es menor ya que mientras a una mujer la metieron a la cárcel dos años por el presunto desvío de 5 millones de pesos sin que al final se le comprobara nada a otro que sí se lo probaron lo tienen consentido en un “puestazo” de la Secretaría de Gobernación bajo el ala protectora del profeta.
A otro lo obligaron a entregar sus empresas al dinero equivalente y las de casa se les favorece con contratos y concesiones como el caso de José Ramón y “Andy” que de impreparados aspiracionistas hoy se dan vida de millonarios y como diría “Chico che” sin explicar “quién pompó”.
Pero el tema no termina ahí por eso la urgencia de acabar con el INAI, extirpar la obligatoriedad de transparentar el gasto público principalmente en los tiempos estelares de la 4T en que los contratos se otorgan con total opacidad, de manera directa, sin licitación y abandono absoluto de la normatividad o que es lo  mismo violando la ley, porque el “machuchón” de palacio así lo ordena y, como ya sospechamos de ellos, se aprovecha para acumular una riqueza que no confiesa pero que si estaría acumulando.
Veremos dijo el ciego si esto se puede sostener porque, así como “Guacamaya” revela una administración totalmente corrupta donde prevalece la impunidad, salen más trapos al sol y en breve nos llevaremos una sorpresa, cuando la oposición decida por fin sacar sus armas y exhibir en qué consiste la mal llamada cuarta transformación.
Porque es obvio que los opositores velan armas y que el supuesto retraso en la designación de un abanderado les quita posibilidades de competir; no confundir porque lo primero, el arsenal, lo sacarán en momentos de algidez y hoy no es momento para sacar un candidato para ponérselo en bandeja al peje para perseguirlo, amenazarlo, chantajearlo, desgastarlo y si es posible iniciarle carpetas de investigación, sí así, como ocurre en la Ciudad de México con el alcalde de Benito Juárez a quien le quiere cuadrar pecados inmobiliarios como Christian Damián Von Roehrich De La Isla.

Llegará el momento, empiezan a saltar los gallos y se barajan nombres, la mayoría de ellos con espolones de estadistas y no como las corcholatas que ahora son tan simples copias de su profeta.

Acerca de misionpo 39285 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.