Salario Mínimo Justo Para Todos

Los Privilegios Del Poder

 

VERÓNICA V. GONZÁLEZ Y ARNOLDO PIÑÓN

 

El jueves 24 de Noviembre la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) convocó a los representantes de los sectores obrero, patronal y gobierno a llevar a cabo el análisis y discusión de las propuestas de incremento salarial para el 2023.

Cada uno de los sectores presentó sus propuestas, para el sector obrero, representado por José Luis Carazo, el punto de partida de las negociaciones sería muy distinto al que había al inicio de la administración del presidente López Obrador.

La desvinculación que tuvo el salario de las multas y recargos ha sido clave para lograr una recuperación salarial. El incremento, dijo en su momento Carazo, no debe estar por debajo de la inflación. Su propuesta fue de 25 por ciento.

Por su parte, el sector patronal, a través de la Coparmex, pugnó por un incremento salarial de 15 por ciento, mismo porcentaje que un año atrás se obtuvo.

De acuerdo con Luis Munguía, titular de la Conasami, la meta de recuperación salarial es lograr un crecimiento de 50 por ciento al cierre del 2024.

Más allá del aumento al salario mínimo, resulta importante analizar los avances alcanzados para hacerlo justo para todos. No se trata sólo de ganar más, sino que sus beneficios lleguen a hombres y mujeres por igual.

La importancia de garantizar unos salarios justos es cada vez mayor. A medida que aumenta la inflación, estimulada por el incremento de los precios de los alimentos y la energía, el trabajador típico tiene hoy menos poder adquisitivo que hace un año, señala un documento del Foro Económico Mundial.

La pandemia del COVID-19 ejerció una presión a la baja sobre los salarios. Las investigaciones de la Organización Internacional del Trabajo muestran un descenso del nivel y de la tasa de crecimiento de los salarios medios en muchos países durante la pandemia, que afectó especialmente a los trabajadores con salarios bajos y a los informales, agrega.

Cabe destacar que en promedio las mujeres ganan menos que los hombres, no importa el país. En Estados Unidos, a pesar de que los hombres constituyen la mayoría de la mano de obra, las mujeres son la mayoría con salarios más bajos. Esta misma situación ocurre en el mayor número de los países, según lo explica el informe sobre la brecha global de género, el Global Gender Gap Report 2021 del Foro Económico Mundial.

A esta situación se suma el impacto de la pandemia en los salarios que hizo retroceder otros 36 años el progreso en la eliminación de la brecha de género.

El texto del Foro menciona también que a pesar que la gran mayoría de los países del mundo cuenta con políticas de salario mínimo, estas no siempre se respetan. Indica que aproximadamente 266 millones de asalariados ganan por debajo del salario mínimo, ya sea por falta de elegibilidad o por incumplimiento.

Además, los salarios mínimos no siempre reflejan salarios dignos, lo que significa que los trabajadores no pueden satisfacer sus necesidades básicas

La investigación sugiere que el aumento del salario mínimo puede reasignar a los trabajadores a establecimientos más productivos. Puede abordar la pobreza y la desigualdad social y estimular el dinamismo económico.

También puede ayudar a demostrar el compromiso con la creación de sociedades más prósperas y satisfechas, al alinearse con los indicadores medioambientales, sociales y de gobernanza.

Los incrementos al salario mínimo deben comprometerse a qué llegue por igual a todos, sin importar género, hombres y mujeres deben ganar lo mismo cuando realicen el mismo trabajo.

La finalidad del establecimiento del salario mínimo es proteger a los trabajadores contra el pago de remuneraciones indebidamente bajas. La existencia de una remuneración salarial mínima ayuda a garantizar que todos se beneficien de una justa distribución de los frutos del progreso y que se pague un salario mínimo vital a todos quienes tengan empleo y necesiten esta clase de protección.

Los salarios mínimos también pueden ser un elemento integrante de las políticas destinadas a superar la pobreza y reducir la desigualdad, incluyendo las disparidades que existen entre hombres y mujeres, destaca la OIT.

Acerca de misionpo 35086 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.