“Flower”

Del Cine y la Leyes

Adolescentes Justicieros

HORACIO ARMANDO HERNÁNDEZ OROZCO

“Flower”, comedia dramática, dirigida por Max Winkler, a partir de un guión escrito por Alex McAulay, Winkler y Matt Spicer; protagonizada por Zoey Deutch (Erica Vandross), Kathryn Hahn (Laurie Vandross), Tim Heidecker (Bob Sherman), Adam Scott (Will Jordan), Joey Morgan (Luke Sherman), Maya Eshet (Claudine) y Dylan Gelula (Kala); tuvo su estreno mundial en el Festival de Cine de Tribeca el 20 de abril de 2017.

Erica Vandross, una adolescente bastante peculiar, junto con sus dos mejores amigas se dedican a seducir a hombres adultos para luego chantajearlos; con el dinero ella piensa pagar la fianza de su padre que está en prisión.

La cinta tiene formato del subgénero coming of age (adolescentes que creen saber todo sobre la vida cuando en realidad están a punto de descubrir que no saben nada), pero gracias a su humor ácido y el descaro de su narrativa, muestra la falta de comunicación entre padres e hijos que hacen cosas malas, aunque con buenas intenciones.

PASANDO EL VERANO

Erica Vandross, de diecisiete años, le da sexo oral a un oficial de policía en su patrulla, luego dos de sus amigas se acercan sigilosamente y los graban; extorsionan con $400 dólares al policía ya que Erica es menor de edad.

Se dicen ser justicieras que atrapan a los pedófilos, pero ellas mismas seducen a los adultos y luego los extorsionan, por lo cual es una forma sui generis de hacer justicia, pero eficaz ante el temor de ser ventilados esos actos en las redes sociales.

Es una forma de prostitución disfrazada de actos de extorsión, pues lo más probable es que si la joven protagonista ofreciera sus servicios en forma directa tendría problemas ante las autoridades, por eso es que previamente cautivan al incauto que cae ante sus encantos para después pasar a un cajero automático.

Y MAMÁ QUÉ OPINA

Erica está ahorrando para sacar a su padre de la cárcel, donde espera juicio por intentar robar un casino, mientras que a su madre Laurie no le molesta la promiscuidad de la joven, pues está más preocupada porque Erica no acepta a Bob, quien es el nuevo novio de la mamá.

La conducta de la menor es indiscutiblemente reprochable, pero resulta más inmoral la actitud de la madre, que conociendo la forma en que su hija se hace de recursos económicos no le pone un alto.

Este el primer viso de la indebida comunicación entre la mamá y su hija adolescente, pues aparentemente hay una buena relación, pero lo cierto es que la madre prefiere no cuestionar a la hija para no ser cuestionada por ella; a veces el problema no es la falta de afecto sino de atención. 

Erica y Luke dan señales constantes de comportamientos erróneos para jóvenes de su edad y aunque sus papás muestran interés en ello nunca hay una conversación real.

Los principales motivos de los padres hacia los hijos para una falta de comunicación son: Evitar preocuparles, considerar que no tienen la edad suficiente para comprenderlo, pensar que hay temas que forman parte de la intimidad como padres.

EL HERMANASTRO 

INCOMODO

Bob tiene un hijo obeso llamado Luke, un joven de 18 años con trastornos emocionales que sale de rehabilitación y se va a vivir con ellos; pronto desarrollan una amistad poco probable.

En un boliche, a Luke le da un ataque de pánico cuando ve a su maestro de secundaria, Will Jordan, a quien acusó de agresión sexual, pero nunca fue condenado debido a las inconsistencias en su relato.

La organización Healthy Children señala que casi un 80% de los niños crecen por lo menos con un hermano o una hermana, quienes se enseñan mutuamente a saber llevarse bien con los demás, aun cuando no siempre se lleven bien, los hermanos desempeñan un papel muy positivo en la vida del otro; inclusive si son hermanastros.

La protagonista ve en Luke a una víctima real de pederastia, que no es provocada como lo suele ser ella o sus amigas, por lo que deciden hacer de Will su próximo objetivo.

EL PLAN

Erica consigue droga de un traficante que es vertida en un paquete de seis cervezas, que ella lleva la casa de Will para pasar el rato; en la mesa de café hay una maqueta de la Torre Eiffel, y él le cuanta que fue despedido y divorciado después de que fue acusado falsamente de abuso sexual.

La protagonista duda de que en realidad sea un pedófilo, pero es demasiado tarde, la droga ha hecho su efecto, y Will queda inconsciente mientras Luke entra corriendo y lo golpea contra la mesa de café de cristal, rompiéndola; levantan a Will y lo colocan en el sofá mientras dos de las chicas se quitan la ropa interior y se toman fotos con él para usarlas como chantaje.

Una vez más la estrategia es el chantaje y no la justicia formal, esto es, presentar al agresor sexual ante las autoridades, muy probablemente por el antecedente de la inconsistencia en la acusación de Luke; al salir de la casa, las amigas pintan con aerosol la palabra «pedófilo» en la puerta del garaje.

NUNCA ES SUFICIENTE

A la mañana siguiente, la policía los acusa de vandalismo, pero no han podido contactar a Will, así que los jóvenes regresan para asegurarse de que Will esté bien, lo encuentran sentado en el sofá, pero está muerto, pues el modelo de la Torre Eiffel se ha encajado en su espalda.

Ahora son fugitivos, ella le pide a Luke que le asegure que Will se merecía lo sucedido, él le revela que nunca fue abusado, pero descubrió que abusaba de su compañera de clase, y ella tenía miedo de denunciarlo, por lo que mintió para evitar que le pasara a alguien más.

Es una historia amoral de una joven bienintencionada que a través del chantaje de la prostitución o del abuso sexual de menores logra hacer justicia a su modo sobre los pedófilos, pero su inconsciencia de la inmoralidad de sus actos no puede ser el sustento de una justicia social.

Erica proviene de un hogar disfuncional, pero no se cataloga como una víctima, simplemente excusa su personalidad en el feminismo moderno y esto la lleva a meterse en situaciones comprometidas; es el mal entendimiento del empoderamiento femenino de la protagonista que expone temas de abuso en adolescentes y las consecuencias que éstos conllevan; la cinta introduce un debate interesante sobre el doble rasero respecto a la sexualidad vista a modos desiguales cuando se trata de hombres y mujeres siendo iguales.

Pero, ¿acaso la inmoralidad de la pederastia puede combatirse con la inmoralidad del justiciero?

La mejor respuesta la tendrá como siempre nuestro amable lector…

 

Acerca de misionpo 22229 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.