Unidad Quebrada

Punto de Vista

Por Jesús Michel Narváez

Equipos contrarios y cada cual con su “barra” -bien surtida, por supuesto- y provocando a la de enfrente.

La publicación escrita por Julio Scherer Ibarra en donde, desde su verdad, “desnuda” el “entramado” tejido por Olga Sánchez Cordero y Alejandro Gertz Manero, no es una fisura. Es una fractura que tiene solamente una solución: derrumbar el edificio en donde se encuentra.

Tampoco es menor otra de las tres grietas registradas en el gobierno de la “transformación”. La 2.- Marcelo Ebrard juega, con un equipo de amateurs en contra de Claudia Sheinbaum quien cuenta con porros profesionales encabezados por Martí Batres.  Y la 3.- Ricardo Monreal se va quedando solo, aunque tenga “excelente” relación con Ebrard.

Dejar que en público se hagan trizas los enemigos, que dormían y duermen en casa, ha sido un error con altísimos costos políticos para el Jefe de la manada. 

Si bien tiene a su preferida para sucederlo en caso de que no logre quedarse más tiempo en el cargo aunque el “pueblo bueno lo pida”, la realidad comienza a mostrar que su gabinete no es igual a los de “antes”… es peor en cuanto a las ambiciones personales que ya rebasaron las profesionales.

¿Con quién juega el Presidente?

¡Con todos!

Los hace creer que les tiene confianza y los hace crecer para después apastarlos. En su mundo no caben aquellos que piensan y pierden la disciplina. Su disciplina.

La confianza excesiva ha hecho que partidos ganados de antemano se perdieran en el último minuto. Mantener suela a la jauría terminara por consumar su necesidad: cazar a la liebre y devorarla sin piedad alguna.

¿Qué tan cierta es la verdad de Scherer? Quiero suponer que está fundamentada. Sin los datos duros, no los otros, sería un suicido, no político porque que ya lo expulsaron del paraíso, sino personal. La débil respuesta de Sánchez Cordero a través de su cuenta de Twitter deja mucho a la imaginación y fortalece lo escrito por el que fuera, en efecto, poderoso consejero jurídico de la Presidencia de la República. Por cierto, a nadie debe sorprender la fuerza que posee quien ocupaba ese cargo -con el relevo se acabó en la Presidencia y ahora despacha en Gobernación en donde a la nueva responsable no la dejan hacer nada que no autorice su jefe- y solamente basta recordar a Humberto Castillejos Cervantes en el sexenio anterior. 

Ebrard, marginado en la toma de decisiones con diversos países, pareciera quedarse solamente como “intérprete oficial” del presidente. Pasaron a la historia sus gestiones para adquirir vacunas. También la intentona de convertirse en la cabeza formal de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños. Sus relaciones personales y como representante del Gobierno de México no le alcanzan para más y, en Palacio Nacional, su amigo, su jefe, el que lo desplazó en 2017 de la competencia presidencial del 2018, su presencia no es indispensable. Se advierte por las acciones tomadas sin haber sido consultado. Designación de embajadores y cónsules a contentillo; cartas a Washington, Madrid y Bruselas nada diplomáticas y que han tensado, no pausado, las relaciones.

Ricardo Monreal pierde el gas. Es un político completo que cree en el proyecto del presidente. Lo ayuda constantemente. Gran negociador con sus pares de la oposición. Hábil para obtener lo que el jefe de la manada quiere. Y, sin embargo, lo marginan en Palacio Nacional.

Sánchez Cordero pasará a la historia como la primera mujer en ser secretaria de Gobernación y al mismo tiempo por haber sido superada por quienes dejaron atrás las cursilerías y ejercieron el poder. 

Si el presidente de la República mantiene su posición de que sus “colaboradores” se hagan pedazos, se habría confirmado que sus intenciones son las de prolongar su estadía en Palacio Nacional y que las reyertas internas son el mejor distractor para su futuro.

Suponer lo contrario llevaría a vivir en el mismo mundo equivocado, el paralelo, que se nos muestra cotidianamente y que nada tiene que ver con la realidad.

¿Hasta dónde resistirán los cimientos de la 4t?

Podría afirmarse que se están erosionando a gran velocidad y el edificio se hunde como el Titanic: lentamente y de manera segura. Y no es juego de palabras.

  1. Hoy es el aniversario del natalicio de Benito Juárez. Su fiesta se opaca por la fiesta presidencial. ¿Qué pensaría de la forma en que gobierna quien dice que es su guía?

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, Twitter: @misionpolitica, Facebook: Jesús Michel y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por el 760 de Amplitud Modulada

 

Acerca de misionpo 38547 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.