Elecciones en Medio de Tensiones y Preocupación

Artículo Invitado

* Nunca se Había Denigrado Tanto el Concepto de Política y Democracia

*Abandonado el Concepto del Bien Común y el Respeto a la Dignidad

*Nada Sobre Confrontación de Ideas, Diálogo, Propuestas y Debate

*Hay Ausencia Sobre el Fortalecimiento de los Valores Cívicos

*En la Impunidad: Candidatos o Personajes que Deberían Estar Presos

Por Alejandro Zapata Perogordo

El ambiente electoral, las campañas y sus alrededores, avanzan dejando una estela de preocupación, el clima de violencia política, impunidad, excesos y la pugna de intereses en juego, exhibe la debilidad institucional del Estado y la pasividad de los árbitros electorales que francamente se han visto completamente rebasados.

Amén de que las campañas e infinidad de candidatos solo han servido para exponer propuestas incoherentes, productos mercantilistas, promesas para regalar dinero y hasta bailes exóticos, lo cierto, es que nunca se había denigrado tanto el concepto de la política y la democracia.

Se ha abandonado el concepto del bien común y el respeto irrestricto a la dignidad de las personas y con ello se ha abandonado la confrontación de las ideas, el dialogo, la propuesta y el razonado debate, en aras de despertar la conciencia ciudadana, el pensamiento crítico y el fortalecimiento de los valores cívicos, que alienta el desarrollo y fortalecimiento democrático de nuestra sociedad.

En adición a lo anterior, la confrontación alentada desde las mañaneras fragmentando a la sociedad convocando a la lucha de clases y denostando a los adversarios, es sin duda, una clara injerencia de carácter electoral trastocando la imparcialidad que debe imperar en la conducta de las autoridades.

El escenario se percibe aún más complejo ante la ola de violencia que se hace patente, la cantidad de atentados y ejecuciones perpetradas en contra de múltiples candidatos es una muestra latente de la participación de la delincuencia organizada en los comicios, tema que altera los ánimos y es causa de gran preocupación, sin embargo, también acredita la incapacidad institucional.

Una buena parte del electorado se encuentra desconcertado, todavía no salimos de la pandemia y los estragos originados por la crisis de salud, comenzando por el estrés social, la pérdida de empleos, de vidas y carencia de medicinas, cuando nos encontramos en medio de una pugna donde el Presidente y sus aliados se han convertido en los principales protagonistas.

Así vemos como candidatos o personajes que deberían estar en prisión, que, con total impunidad y protección oficial a pesar de estar sumamente cuestionados por conductas criminales, ahora aspiran a obtener posiciones de relevancia política. ¿ese es el cambio que ofrece la cuarta transformación?

Ante ese panorama es evidente que se requieren profundos cambios y transformaciones en el sistema político mexicano y, estos solamente son susceptibles de originarse a través de las urnas, condición indispensable para llevarlos a cabo.

También se observa que en el 2018 se optó por un cambio con amplias mayorías, no obstante, los resultados, sin necesidad de enumerarlos, son negativos, en ese sentido, si continuamos por esa misma línea, no es posible esperar otro tipo de resultados, seguirán siendo los mismos.

La alternativa es un sistema dotado de equilibrios, donde exista el debate y se construyan acuerdos a partir de coincidencias y puntos de encuentro, en vez de continuar siendo rehenes de una confrontación sin fin y un país a la deriva.

Acerca de misionpo 15308 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.