Reto Para el Turismo: Evitar Mayor Caída en Flujos de Visitantes Extranjeros

Itinerario Turístico

*El Sector Permanece en “Semáforo Naranja”: Semiparalizado

*Se Están Suspendiendo Ferias Debido a la Pandemia

*El Nada Honroso Tercer Sitio de Decesos Tiene sus Consecuencias

*Caída de 58% en la Industria de Reuniones en el 2020

*La Apuesta Oficial Para dar Impulso al Turismo es muy Pobre

Por Arturo Lino Guzmán

(Con el orgullo de colaborar en el equipo de profesionales, encabezados por Jesús Michel Narváez y Nidia Marín, celebro un aniversario más de Misión Política y que sean muchos años más de ejercicio de periodismo objetivo y comprometido con las causas justas de México. Mil felicidades)

Si se tuviera que calificar al sector turístico nacional en la actualidad, se podría decir que apenas logra pasar de “panzazo”, pero lo peor es que en el mundo nos califican a los mexicanos de irresponsables, por el manejo que se ha dado para combatir la pandemia y ante esta situación recomiendan no viajar a los destinos de nuestro país, lo que nos coloca en una situación de alta vulnerabilidad.

Puede decirse que la gran industria del turismo se desenvuelve, en términos comparativos y de moda, dentro de un “semáforo naranja”, que significa que está semiparalizado y sin tener la certeza de que pronto se reactivará, pues si tan sólo tuviera un crecimiento de un 10 por ciento en el presente año, con relación a 2019, sería una buena noticia, pero todo hace suponer que no habrá tal, en tanto que los expertos apuntan que la recuperación iniciará hasta 2023, si es que las condiciones lo permiten con la disminución o control del Covid-19.

Vamos a la mitad del segundo mes del año y se suspendieron la Feria de León, la de Aguascalientes está en veremos, el Tianguis Turístico se realizará de manera virtual a finales de marzo para efectuarlo de manera presencial en –al menos esa es la intención-  en el mes de septiembre en Mérida, Yucatán; los spring breakers brillarán por su ausencia en Cancún, el siguiente mes; los carnavales de Veracruz, Mazatlán y Cozumel, entre otros, difícilmente se celebrarán; las fiestas patronales y tradicionales, tendrán que esperar; el Foro Nacional de Turismo o lo que quedaba de este evento, junto con Kultur (máximo foro de turismo cultural), también adiós; el Tianguis de Pueblos Mágicos programado en Pachuca, Hidalgo, será virtual y los congresos y convenciones se reducirán, en por lo menos en más de 40 por ciento y los que se celebren serán locales o nacionales, en tanto que las agencias de viajes disminuyeron en 60 por ciento sus ventas.

Un panorama así es desalentador y pareciera que la situación sólo mejorará de acuerdo a la evolución y a la protección a la población en contra del virus que ya cobró la vida hasta el 10 de febrero -de acuerdo a datos oficiales- de cerca de más de 166 mil personas en nuestro país, lo que nos coloca en el nada honroso tercer sitio de decesos en el mundo y todo hace suponer que no hay indicios de que el turismo tenga buenas noticias para el presente año porque además, es año de elecciones intermedias y todo pasa a segundo término en donde se incluye al turismo, porque las baterías estarán encaminadas a apuntalar al partido en el poder y de esa manera las maniobras y acciones en el turismo que se realicen  tendrán como objetivo contribuir a ese propósito.

Tan sólo el turismo de reuniones se encuentra en condiciones difíciles ya que de acuerdo a Jaime Salazar, presidente del Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones (COMIR), la recuperación de este segmento, si bien le va, será hasta mediados de 2022, ya que organizar un evento conlleva muchos detalles y se tiene que planear con meses de anticipación y programar las diferentes actividades con logística adecuada por la cantidad de personas que asisten a cada uno.

El directivo se refirió al estudio: “Afectaciones de la Crisis Sanitaria y Económica 2020”, en donde se destaca que las empresas que conforman la industria de reuniones mostraron el año pasado una caída de 58 por ciento y tienen una expectativa de una leve recuperación en 2021 de 2.8 por ciento, por lo cual en el bienio el descenso neto sería de 36.2 por ciento, mientras el empleo fijo cayó 32.1 por ciento, lo que se significa que las empresas absorbieron 25.9 por ciento de la crisis sin afectar al personal esencial.

La recuperación será paulatina a partir de abril hasta octubre cuando empiece a normalizarse la industria de reuniones, precisó

Hay incertidumbre en el sector, la apuesta oficial para dar impulso al turismo es muy pobre y si se toman en cuenta que la pandemia y las elecciones son dos factores que incidirán en un retraso en la reactivación del turismo, en México se tendrán que hacer esfuerzos monumentales para sacar adelante al sector y atraer flujos de turistas internacionales.

Es importante dejar a un lado la autojustificación y autocomplacencia mañanera de que “todo está bien” porque sabemos que no es así, el fantasma de un colapso en la industria turística persiste, aunque nos traten de convencer o persuadir de lo contrario.

 

Acerca de misionpo 14103 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.