De Toda Crisis Nace una Oportunidad

Javier Trejo.
Al mirar aquellas flores.
Editorial Enero Once,
CdMx, 2020

Por David Marklimo

No hay duda de que Javier Trejo Tabares es uno de los escritores jóvenes mexicanos con mayor proyección y preparación. Su técnica, su manejo del lenguaje mejora con cada obra. Algo debe tener el hecho de que durante mucho tiempo ha sido un cuenta cuentos. O para decirlo con propiedad: un narrador oral. Mucho de su tono en la escritura se parece a una lectura dramática, si es que eso es posible. Aunque visto bien, una de las particularidades de todo escritor serio es, justamente, tener una voz reconocible.

Al mirar aquellas flores es un libro pequeño, compuesto de tres relatos. Y eso no nos debe pasar por alto, dado que hay ciertas normas que diferencian un relato de una novela. A modo general, diríamos que se pueden clasificar en tres categorías:

  • Aquellos que se guardan en la chistera un giro de tuerca final.
  • Los que pretenden ser una humorada ingeniosa.
  • Los costumbristas, como Chejov, que escapan a los esquemas previamente comentados.

Entendiendo esto, veremos la grandeza de Al mirar aquellas flores. Su vocabulario es rico y barroco. La estructura de los relatos, deja la rara sensación de que hay algo en segundo plano; lo que los hace novedosos y con un punto de ambición. Sus protagonistas rezuman carácter y sus acciones, así como las relaciones que mantienen entre ellos, son buena prueba de ello. Además, está presente el célebre humor negro de Javier, aquí presente en el segundo relato. Y es en dicha atmósfera donde se da mejor su literatura. La impresión final asiste al lector con un pozo de alegría, una sonrisa me que no se debe escapar, por supuesto. Leer es pasarlo bien.

En el primer relato, el que da título al libro, una joven florista encuentra y enfrenta las estaciones de eso tan complicado que llamamos amor. En el segundo relato, un hombre amante de los autos avanza por un camino de incertidumbre sin retorno, en un acto y ambiente que no nos parecerá ajeno por la cuarentena y la pandemia. En el tercer relato, un empleado de una panadería es infestado -otra vez un tema que no nos será ajeno- por una extraña enfermedad en la piel que lo arrojará al borde de la desesperación. Vemos aquí un audaz juego metaliterario, que nos permite reflexionar sobre la franqueza y el arte. ¿Qué es lo que consideraremos un triunfo? ¿Pueden unas pocas líneas describirnos? ¿Cabe el mundo en un grano de arena? ¿Una flor hace verano? Cuestiones, todas ellas, presentes en la literatura y también en estos relatos.

Quizá, como última anotación, habría que decir que este libro no viene sólo. Es el querubín de la nueva Editorial que Javier ha montado con mucho esmero y cuidado: Editorial Enero Once. La experiencia adquirida a lo largo de muchos años de trabajo se ha plasmado en un proyecto que apuesta a las nuevas tecnologías, a la calidad del arte y a la universalidad del idioma.  Esperemos una etapa de grandes obras y muchos éxitos. Son, justamente, estos tiempos de crisis donde surgen las oportunidades que acaban transformando la vida.

 

Acerca de misionpo 10450 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.