Julio Miranda, Obsesionado por el Liderazgo en la Sección de Limpia del SUTGCDMX

Los Privilegios del Poder

Por Verónica V. González y Arnoldo Piñón

En plena crisis de la pandemia, circuló en las redes de trabajadores del gobierno de la ciudad, una fotografía en la que un niño no mayor a nueve años de edad, frente a la tolva de un vehículo recolector de basura, es ayudado por un adulto a acomodarse el tapabocas. Dos bolsas negras de desechos a su lado, frente a la mirada de otras dos personas.

Los tapabocas de los cuatro son en color rojo.

Fue precisamente el color de los tapabocas lo que le dio credibilidad a la versión que la fotografía había sido expuesta en el sitio de Facebook de Julio Miranda: fue uno de los que se sumó a la frustrada campaña de Armando Bautista Ramírez, quien en enero pretendió competir como candidato por la planilla roja por la presidencia del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), apoyado por un grupo de secciones que, según esto, le aglutinó el director general de administración de personal, Sergio Antonio López Montecino.

Bautista Ramírez se bajó de la candidatura -después de haber firmado las boletas de votación-, cuando su grupo se dio cuenta que sufriría una estrepitosa derrota: fue humillado por 7 a 1, por Hugo Alfredo Alonso Ortiz, de la planilla azul.

Lo demás es historia conocida. El caso es que Julio Miranda fue incorporado a un Directorio Sindical al que el Tribunal Federal de Conciliación le otorgó la toma de nota para que se hiciera cargo del SUTGCDMX y convocara a nuevas elecciones, al no reconocer las que se realizaron el 9 de enero. Esa toma de nota o reconocimiento gubernamental fue para una gestión de tres meses que se cumplieron el 21 de marzo.

Concluido el plazo, se hizo circular un nuevo acuerdo del TFCyA fechado el 24 de marzo, en el que supuestamente otorga nuevamente el reconocimiento gubernamental, solo que ahora por tiempo indefinido al Directorio Sindical. Según esto, la resolución no ha sido aún publicada como consecuencia de la pandemia. Alonso Ortiz se apresta a impugnarla por la vía del amparo.

En enero, una vez conformado ese directorio, la jefa de gobierno, la doctora Claudia Sheinbaum, posó con sus integrantes, con lo que avaló el desconocimiento de las primeras elecciones democráticas de dirigentes sindicales al amparo de la nueva reforma laboral, lo que muestra el talante de su gestión.

Al fondo de la fotografía aparece Julio Miranda.

¿Quién es Julio Miranda para que haya sido incorporado al directorio sindical avalado por la doctora Sheinbaum?

Es el eterno perdedor en la sección 1 “Limpia y transportes”, la más numerosa de las que integran el SUTGCDMX. Hasta ahora no ha logrado ganar una sola elección frente a Hugo Alfredo Alonso Ortiz.

Obsesionado por el liderazgo, se integró a una inexistente Coalición del Frente Democrático de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México y Alcaldías, desde la cual José Medel le declaró la guerra a Juan Ayala Rivero y sus aliados -César Piña, Jaime Patiño, Leticia Lorencez, Mario Pedro Gallegos, Rafael Torres y Jorge Castro Carpio, entre otros- haciéndole creer a la subsecretaria de finanzas del gobierno de la ciudad, Bertha Gómez Castro, que contaba con influencia al interior de la organización sindical.

Miranda fue incorporado al directorio a propuesta de José Medel Ibarra, quien en febrero de 2004 debió renunciar a la presidencia sindical acusado de manejo corrupto de las cuotas de los trabajadores, incluida la compra de un equipo de tercera división que manejaba Sergio, uno de sus hijos, en la época en la que le rendía pleitesía a la maestra Elba Esther Gordillo, a la que llamaba “la jefa”.

Desde entonces Miranda se encuentra en campaña: cree tener condiciones que en las elecciones de octubre próximo por el liderazgo seccional, derrotará al candidato de Alonso Ortiz. Es un sueño guajiro.

En la búsqueda de sus propósitos, parece importarle poco recurrir al uso de los niños, aún cuando en la práctica exhibe su nivel: también los menores de edad son víctimas del Covid-19. Exhibir una fotografía como la que circuló, merece no sólo la reprobación generalizada, sino incluso una investigación a fondo, porque es exponerlo a un virus mortal.

Si, en efecto, Miranda colocó una gráfica como esa, habrá que preguntarse: ¿cuál es la postura de la jefa de gobierno frente a tal despropósito?¿Seguirá la subsecretaria Gómez Castro empujando a través de López Montecino para que personajes de esa catadura se apoderen de la dirigencia del SUTGCDMX que aglutina a 110 mil trabajadores?

El asunto es de suyo grave: se antepondría la salud de un niño, por intereses político-sindicales personales.

En la fotografía no se observa ninguno de los protocolos para minimizar los riesgos de contraer la infección, no sólo para el niño, sino también para los adultos.

Es una realidad lacerante que en la recolección de basura de la ciudad, miles de los recolectores viven de propinas, “la finca” y la venta de productos reutilizables, debido a que no se les reconoce la calidad de trabajadores y por tanto no reciben un sueldo.

Se le llama despectivamente “meritorios” a la espera de una plaza que en algunos casos nunca obtienen.

En la última edición de la revista que dirige Medel -de la que hemos escrito es socio mayoritario Gerardo Márquez, dueño de la firma Elmeca, S.A. de C.V., de la que proveedores sospechan el gobierno de la ciudad le otorgó adjudicaciones directas multimillonarias para ropa de trabajo a finales de 2019- se incluyó una muy pobre entrevista con Armando Bautista, quien revela que las cuotas sindicales de la sección 12 “Servicios médicos” le fueron entregadas a la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado, con lo que deja muy mal parada a la Secretaría de Administración y Finanzas de la administración de la doctora Sheinbaum.

PARA LA AGENDA

Una denuncia a través de las “benditas redes”, sostiene que en el complejo de San Fernando -al sur de la Ciudad- del ISSSTE, solo en el número 547, unos 100 trabajadores fueron contagiados de Covid-19, lo que ha sido causa para que las autoridades ordenen que se oculte la información. Se asegura que la coordinadora administrativa, Anayelli Flores Jiménez, exigió que se actuara con discreción al haber sido infectada la trabajadora Claudia García, por lo que piden la urgente intervención de Luis Miguel Victoria Ranfla, presidente del SNTISSSTE, ante el temor que los agobia…

Acerca de misionpo 39263 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.