Comienza el juicio político contra Trump

Los cargos contra Donald Trump por abuso de poder y obstrucción fueron entregados formalmente por la Cámara de Representantes al Senado, con lo cual dará inicio el tercer juicio político contra un presidente en la historia de Estados Unidos.

En un ritual simbólico para marcar el carácter solemne de este acto, los siete diputados nombrados por la cámara para actuar como fiscales en el juicio político entregaron físicamente los dos documentos con los cargos formales llamados “artículos de impeachment” al Senado, caminando en silencio por el Capitolio desde el lado de la cámara baja al otro extremo, donde se encuentra la cámara alta, pasando por la famosa rotonda al centro de la sede legislativa. Todo fue transmitido en vivo por los principales medios nacionales del país.

Horas antes, la cámara baja votó a favor (228 contra 193) de enviar los dos artículos de impeachment al Senado y aprobó el nombramiento de los siete diputados –encabezados por los presidentes de los comités de Inteligencia, Adam Schiff, y Judicial, Jerry Nadler– encargados de presentar el caso y argumentar por la destitución del presidente ante el Senado cuando empiece el juicio la próxima semana.

Hoy haremos historia, proclamó la presidenta de la cámara baja, la demócrata Nancy Pelosi, al firmar los artículos de impeachment para su entrega al Senado. El presidente violó su juramento, minó nuestra seguridad nacional, puso en riesgo la integridad de nuestras elecciones, afirmó. Este presidente rendirá cuentas.

Los republicanos repitieron que todo el proceso ha sido una maniobra política de los demócratas para intentar derrotar a Trump antes de las elecciones. El magnate una vez más acusó que el proceso en su contra es una farsa.

El juicio va a empezar el próximo martes. El Senado, en este proceso, se convierte en un tribunal, con el jefe de la Suprema Corte, John Roberts, presidiendo el juicio y los senadores como un jurado. Los siete diputados ejercerán como fiscales, o sea, la parte acusadora. El mandatario tendrá un equipo de abogados defensores, encabezado por el abogado de la Casa Blanca Pat Cipollone y el abogado personal de Trump, Jay Sekulow, junto con otros aún por ser nombrados.

Este jueves se realizarán los procedimientos preliminares para el juicio: se exhibirán los artículos de impeachment, y el juez Roberts tomará juramento a todos los senadores, quienes se comprometerán a cumplir su tarea de manera imparcial.

Pero el liderazgo republicano ya indicó públicamente que se estará coordinando con la Casa Blanca, y con el Senado bajo su control, y si no hay sorpresas mayores, el pronóstico es que el veredicto final será la casi segura exoneración de Trump.

Sin embargo, por ser espectáculo histórico y transmitido en vivo a la nación, y con un acusado que está en busca de su relección este año, el manejo y los posibles errores políticos tendrán consecuencias políticas que serán parte de la disputa electoral a lo largo de 2020.

Por otro lado, Trump ha dejado claro que no aguanta haber sido tachado para siempre como un presidente que fue impeached –o sea, formalmente acusado de delitos que ameritan su destitución–, aun si este proceso no culmina con su remoción. Durante los últimos días no ha dejado de atacar al proceso y a sus acusadores, insistiendo: no hice nada mal.

Acerca de misionpo 9765 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.