En grilletes, García Luna oyó que seguirá preso sin derecho a fianza

A Genaro García Luna, el ex secretario de Seguridad Pública y el funcionario mexicano de mayor rango en ser llevado ante la justicia estadunidense, le fue negada hoy fianza y permanecerá encarcelado en Texas antes de ser trasladado a Nueva York para enfrentar cargos y su posible juicio por narcotráfico y corrupción.

García Luna se presentó, en grilletes, ante un tribunal en Dallas donde el juez magistrado David Horan ordenó que permanezca encarcelado en Texas sin fianza. Familiares del acusado, agentes federales estadunidenses y prensa binacional atestiguaron lo que es el inicio de un proceso sin precedente por tratarse de un ex integrante del gabinete de la presidencia de México así como un interlocutor central de Washington en su llamada “guerra contra las drogas”.

Ahora agentes del servicio federal de alguaciles prepararan su traslado -no se sabe fecha exacta pero podría ser en días o semanas- a Nueva York para enfrentar su proceso judicial ante el mismo tribunal federal en Brooklyn donde se realizó el juicio a Joaquín Guzmán Loera, El Chapo.

Los fiscales federales en Nueva York ya habían presentado los argumentos en contra de otorgarle libertad bajo fianza, señalando que tanto por la fortuna multimillonaria proveniente de su “asistencia corrupta” al cártel de Sinaloa como sus amplias relaciones y tránsito repetido a México -detallando que sólo este año viajó en por lo menos cinco ocasiones, con el último viaje a su país el 17 de noviembre- García Luna representa “un riesgo de fuga”.

Indicaron que “el acusado tiene vínculos con integrantes de alto nivel del cártel de Sinaloa en México como también ex funcionarios gubernamentales de alto nivel, quienes probablemente están dispuestos a asistirlo para huir de las fuerzas de seguridad pública estadunidenses y darle refugio en México”.

“Aunque el acusado no tiene un historial criminal, la historia personal y sus características exigen su detención, y demuestran que representa un riesgo de fuga”, resumen.

Los fiscales, en este documento presentado la semana pasada ante el tribunal federal en Nueva York para trasmitir la posición del gobierno sobre las condiciones de detención de García Luna, concluyen que como ha demostrado la investigación en su contra, “el acusado dio prioridad a su avaricia personal sobre sus deberes como servidor público, y aseguró el éxito y seguridad continúa de una de las organizaciones de tráfico más notorias del mundo… el no tiene ningún respeto por la autoridad pública o el imperio de ley”, y por lo tanto todo indica que no obedecería órdenes judiciales sobre su libertad bajo fianza.

El ex jefe de la policía federal (2001-2005) y ex secretario de Seguridad Pública (2006-2012) bajo las presidencias de Vicente Fox y Felipe Calderón, fue acusado de tres cargos de conspiración con narcotráfico de cocaína y un cargo de declaraciones falsas a autoridades estadunidenses por fiscales federales en Nueva York a principios de este mes. Con ello, se giró una orden de detención y García Luna fue arrestado por agentes federales en Dallas el lunes pasado. [https://www.jornada.com.mx/2019/12/11/politica/003n1pol].

En la acusación formal, se detalla que recibió sobornos de decenas de millones de dólares de representantes del cártel de Sinaloa a cambio de que “él permitiera que el cártel -una de las organizaciones criminales más grandes y más violentas del mundo- operara con impunidad en México”.

El acusado residía en Florida desde 2012 después de cumplir con su gestión como jefe de seguridad pública de México y encargado de implementar la estrategia antinarcóticos bajo el marco de la Iniciativa Mérida. El cuarto cargo en su contra, declaración falsa a autoridades, es resultado de su solicitud para obtener la ciudadanía estadunidense en 2018. Aún no se sabe qué estaba haciendo en Texas cuando fue arrestado.

Acerca de misionpo 38578 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.