Adiós al “Hermano Indígena”

Punto de Vista

Por Jesús Michel Narváez
Bastaron dos elementos: el reconocimiento al “hermano indígena”, qué se escuche lejos, diría el presidente López Obrador y la visita del procurador general de Estados Unidos, William Barr, para que todos recordáramos la célebre frase de Vicente Fox: “Comes y te vas”, para que Evo Morales hiciera maletas y se dirigiera a Cuba y dejara el país que generosamente le abrió los brazo y le otorgó asilo político.
¿Por qué recordar a Fox? Porque desde la Casa Blanca pusieron la lupa en México cuando decidió ofrecer, porque así fue, el asilo a Morales cuando las fuerzas armadas de Bolivia le retiraron su apoyo y le pidieron la renuncia, tras el fraude que cometió para no ir a una segunda vuelta electoral y hacer válida su tercera reelección consecutiva aunque había perdido el referéndum meses antes.
La amenaza de Donald Trump de declarar a los cárteles mexicanos como narcoterroristas, lo que le daba derecho a Estados Unidos a enviar a sus marins para combatirlos, encendió no los focos rojos sino presentó al infierno en todo su calor incendiario en el país.
Con excepción de los participantes en la reunión entre de Barr con López Obrador y su gabinete de seguridad con el canciller como conductor de la misma, nadie sabe a ciencia cierta qué se acordó, aunque no se trate de ser Diógenes con todo y su lámpara mágica, para intentar colegir las condiciones para que Washington no declarara el narcoterrorismo en México.
No saber callar y anteponer la soberbia que le genera tener a “pueblo como su ángel de la guarda”, propició que en la Casa Blanca le dieran un giro a la tuerca y que quien se dice amigo del habitante de la Casa Blanca, entendiera que con la “naranja mecánica” no se pueden hacer bromas y que ser el bufón que tienda la alfombra roja no le da derecho a los chistoretes que no le agradan al dueño de la corte imperial de Norteamérica.
No bastó el retraso de la ratificación del T-MEC para medio entender que en allende la frontera desagradó el asilo al “hermano indígena”.
Y quizá no habría pasado a mayores, pero el reto claro: qué se escuche bien y lejos…
Error y admisión del mismo tiene nombre y apellido: Andrés Manuel López Obrador secundado o asesorado por el canciller, el vicepresidente de facto.
¡Adió Evo! Ahora sabrá lo que es la censura periodística en Cuba y más tarde, como lo publicó El País, hablará lunfardo.
E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, jesusmichelnarvaez266@gmail.com, Facebook: Jesus Michel, Twitter: @jesusmichelMx y en Misión, Periodismo sin Regaños lunes, miércoles y viernes de 11 a 12 horas por ABC-Radio en el 760 de AM

Acerca de misionpo 38630 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.