Suman 21 muertos por enfrentamientos en Villa Unión, Coahuila

Tras los tiroteos entre policías y delincuentes registrados en Villa de la Unión, Coahuila, suman hasta el momento 21 muertos; 17 delincuentes y cuatro policías.

El Centro de Mando establecido por el Gobierno de Coahuila, para coordinar el despliegue de fuerzas y capturar al grupo que ejecutó la balacera, informó que durante la madrugada de hoy fueron abatidos otros 7 delincuentes.

Según el informe, los presuntos delincuentes intentaron escapar por el camino conocido como La Brecha del Gas, que conduce a los límites con el municipio de Anáhuac, colindante con el estado de Nuevo León.

Los presuntos delincuentes intentaron su huida en tres vehículos pero fueron alcanzados por uno de los dos helicópteros que sobrevolaban la zona. En esa acción les fueron aseguradas tres camionetas, escopetas, armas y cartuchos, reportó el comunicado.

El Gobierno de Coahuila sigue coordinando un operativo de búsqueda por tierra y aire en toda la región.

Los hechos violentos se registraron este sábado cuando una caravana de unos 20 vehículos atestados de hombres armados llegaron por caminos vecinales a Villa Unión, iniciando un enfrentamiento entre agentes de las fuerzas de seguridad y supuestos miembros del Cártel del Noreste (CDN).

El gobierno de Coahuila precisó que algunos de los vehículos estaban blindados artesanalmente, con las siglas del CDN pintadas en las puertas, y dos camionetas tenían fusiles Barret Calibre 50 milímetros.

En el reporte del sábado por la noche, el gobernador Riquelme indicó que de las 14 personas fallecidas 10 eran civiles armados, presuntos pistoleros del CDN, y cuatro agentes.

Riquelme compareció frente a la sede de la presidencia municipal, cuya fachada recibió decenas de disparos durante el tiroteo, que se alargó unas siete horas.

El mandatario declaró que el CDN intentaba diariamente entrar en Coahuila e hizo un llamado a la población.

«Quiero hacer un llamado a la calma, no vamos a permitir el reingreso del crimen a la entidad. Utilizaremos la fuerza del Estado mexicano para enfrentar este tipo de delitos».

Además, seis policías resultaron heridos, aunque ya están fuera de peligro, mientras que varias personas se encuentran desaparecidas.

Al parecer, los agresores se llevaron a otros civiles como rehenes para que les orientaran en su huida de la ciudad.

La violencia de este fin de semana en Coahuila se atribuyó al intento de recuperar ciudades estratégicas para el trasiego de drogas como Piedras Negras, Coahuila, por parte del Cartel del Noreste y su brazo armado la «Tropa del Infierno».

Acerca de misionpo 5945 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.