Los Levantamientos Policiales

De Carrerita...

Por Nidia Marín
Más temprano que tarde iba a ocurrir, porque no es conveniente estar levantando los ánimos en contra de corporaciones que, en su momento cumplieron con su deber y si lo hubieran hecho mal debieron ser castigadas.
Sin embargo, la exacerbación del problema, a través de la denostación, ha sido paulatina, pero incesante durante los últimos siete meses, si no es que desde antes. Y claro, hoy integrantes de las corporaciones policiales que por años sirvieron al país con todos sus asegunes, no están dispuestos a dejar en la nada sus años de labor porque un nuevo gobierno decidió que ya no les sirven.
Si todavía subsisten y no han sido desmanteladas en México hasta antes de la llegada de Andrés Manuel López Obrador al poder había (de acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad) un total de 397,664 policías, y se dividían en: municipales 166,147 (42%), estatales 113,859 (29%), auxiliares 76,159 (19%), de investigación 29,243 (7%), de tránsito 4,459 (1%), y otros 7,797 (2%).
La distribución estatal va desde más de 1000 policías por cada 100,000 habitantes en la Ciudad de México, a 30 en Baja California, Coahuila, Durango, Guanajuato o Sinaloa (3%). El 81% son hombres y el 16% mujeres.
El rango de edad más numeroso es de 35 a 39 años (18%). El 52% estudió secundaria, el 31% bachillerato y el 7% licenciatura. El sueldo promedio es de $10,434 mensuales, que va desde más de $14 000 (134%) en Aguascalientes y Sinaloa a menos de $6,000 (58%) en Quintana Roo, Campeche y Chiapas.
Ello conforme al trabajo “La Eficacia de la Policía en México: Un Enfoque Cualitativo”, de Luis Felipe Llanos Reynoso, Luis Arturo Rivas, Fernando Lambarry y Mara M. Trujillo (dado a conocer por SciELO Analytics), en el cual dicen, en síntesis:
“No es fácil la tarea de organizar policías. Se requiere poner atención a un sistema multifactorial que afecta su eficacia. En la investigación se detectó que, por una parte, se requiere estandarizar procesos y, por otra, flexibilizarlos. El punto de encuentro es una amplia zona gris en donde requieren converger procesos de arbitraje para resolver quién tiene razón, el posible delincuente o el policía. Otro conflicto se detectó con la especialización de funciones, en donde, por una parte, se detectó que es conveniente la especialización de los agentes, mientras, por otra, es conveniente que manejen perfiles multifuncionales”.
Las autoridades, hoy encargadas de la seguridad deberían analizar más a fondo la problemática para evitar serios problemas como el ocurrido en Iztapalapa, así como las protestas abiertas en otros puntos de la ciudad y del país.
Y no, es completamente insano estar denigrando a todo mundo en una mañanera cualquiera.

Acerca de misionpo 16123 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.