¡Esta ya la vi!

La Tiendita de los Horrores

Por Emilio Hill

Se agotan las ideas, pero no la ambición de recaudar carretadas de dólares en taquilla. Y hacerlo por el camino seguro y fácil. Ya no cabe la idea innovadora o el proyecto cinematográfico de cierto riesgo, lo de hoy es revolcar, copiar, refritear o darle seguimiento hasta el infinito y más allá a lo mil veces contado: Men in Black: International (F. Gary Gray, 2019) ha llegado.

Y sí, pretende darle seguimiento a la serie de filmes que inician en 1997 y que confirman como súper estrella al entonces casi modesto Príncipe del rap, Will Smith, además de llevar como compañero de fórmula a Tommy Lee Jones, quien venía del discreto fracaso que significó Batman Forever (Joel Schumacher, 1995) pero, sobre todo, tenía el peso, el estilo y el humor en la dirección de Barry Sonnefeld.

El cineasta, unos años atrás, había entendido el agudo tono que las comedias de género necesitaban en la década noventera. Su examen profesional lo tuvo con The Adams Family y Addams Family Values , la primera de 1991 y la secuela realizada en 1993. Tomar la historieta de Lowell Cunningham, imprimirle un estilo propio y de paso cuidar a la estrella en ciernes Smith, no era tarea fácil, pero Sonnenfeld, lo hizo con honores.

Tan es así, que llegaron las secuelas. Tres para ser exactos y la idea se mantuvo con cierta originalidad. Una serie de aventuras y ciencia ficción, que jugaba a la buddy film (película humorística de parejas) y que de paso parodiara el tema de la obsesión por la conspiración que tanto gusta a los gringos y a las películas policíacas.

Pero la industria ha cambiado. No es más el espacio para cierta experimentación desde el blockbuster que distinguía a la industria en los noventa, otro ejemplo de esto puede ser Matrix (Wachowsky, 1999) o Armaggedon (Michael Bay,1998). Lo de hoy es no arriesgarse, ir a lo seguro, ya que la taquilla así lo demanda.

Eso se nota sin ningún pudor en la más reciente entrega de la franquicia Men in Black, al que le aumentan en el título eso de International. Dirige el más bien anodino F. Gary Gray, que lo más destacado que tiene es el remake de The Italian Job en 2003.

La nueva entrega no cuenta con Smith, ni tampoco con Lee Jones y aparece como productor ejecutivo, sin estar en la dirección Sonnefeld. Los resultados son obvios.

En esta ocasión protagoniza Chris –prófugo de Thor–   Hemsworth, Liam Neeson y para cumplir con la cuota de igualdad y corrección que se impone Hollywood ahora el cuadro lo completa Tessa Thompson.

¿La sinopsis? Es lo de menos en medio de chistes banales, pero ahí va: Molly (Thesa Thompson) por un incidente que marcó su infancia, está obsesionada con entrar a la división súper secreta Men in Black. Como toda chica empoderada y personaje de la industria que se respeta, logra impresionar a los altos mandos e ingresa como agente a prueba, gracias sobre todo a la confianza que pone en ella la Agente O (Emma Thompson). Le asignan como compañero al vanidoso Agente H (Hemsworth), quien es una especie de leyenda en la división.

Un asesinato, que parodia y asemeja al género policial, sobre todo de la televisión, algo que resulta medianamente audaz del guion, hace que, por enésima ocasión, la misión sea salvar al mundo. De paso, hay un soplón al interior del grupo.

Si algo hay que destacar dentro de la lectura del filme, es que en aras de la corrección política se deja de lado lo que la buddy film guarda de manera soterrada desde que la empezó a manejar Howard Hawks, una homosociabilidad de la pareja protagonista y que, en esta ocasión, la sustituye por tensión sexual no oculta entre Molly, que le asignan el nombre de Agente M y H.

Ese asunto de revolcar la comedia de parejas, pilar de la industria hollywoodense desde antes incluso que Laurel y Hardy, es lo más destacable. Pero para ser francos, parece más casualidad y cuota de género que audacia en el argumento.

El filme le apuesta a la nostalgia, algo que al no tener a los protagonistas originales parece que es una jugada que se les regresa y los gags ya no se sienten frescos.

Los hombres de negro de la industria en Hollywood han decidido no arriesgar. Contar el chiste una y mil veces contado. Y por casualidad, contribuir a una audacia dentro del género.

 

Acerca de misionpo 4381 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.