No circularán autos con holograma 0 y 00 en contingencia ambiental

Desde este jueves, cuando se presente una contingencia ambiental Fase I o II, ya no sólo dejarán de circular los automóviles con holograma 1 y 2, ahora también pararán los vehículos con holograma 0 y 00, que circulan diario y estaban exentos de las restricciones decretadas durante las emergencias por la mala calidad del aire.

Así se determinó en el nuevo Programa de Contingencias Ambientales, presentado este miércoles por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el gobierno de la Ciudad de México, el Estado de México y la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe), mismo que entra en vigor desde este jueves.

Si bien se actualizó el programa, los valores para decretar una contingencia no cambiaron: es decir se mantiene que para activar una Fase I se deben superar los 150 puntos y para la Fase II se debe sobrepasar de los 200 puntos. Además se añade una Fase Preventiva y una Fase II combinadas, que es cuando los valores de Ozono y PM 2.5 superan la norma de manera simultánea.

Entre las novedades destaca que durante una contingencia en Fase I y II se restringirá la circulación del 20% de los vehículos con holograma de verificación 0 y 00, lo cual se determinará con base en la terminación de placa que corresponda al día del programa Hoy no circula.

Se estima que en la Ciudad de México hay 638 mil autos con holograma 00 y dos millones 170 mil con holograma 0, por lo tanto durante una contingencia estarían dejando de circular 561 mil vehículos de ambos tipos de holograma.

En tanto las restricciones para hologramas de verificación 1 y 2 permanecen igual, es decir bajo condiciones de contingencia deja de circular el holograma 1 del día respectivo, más los que determine la CAMe por color de engomado y terminación de placa, así como el 100% de los vehículos con holograma 2.

El transporte público no tendrá restricciones durante las fases de contingencia, debido a que, explicó Sergio Hernández, director de Calidad del Aire de la Sedema, “aunque tienen un motor más grande y puede utilizar diésel o gasolina, contamina menos si consideramos la cantidad de personas y evaluamos los contaminantes por personas transportadas”.

Otra de las novedades es que se añaden dos nuevas fases: la preventiva, que se decreta cuando se estime que al día siguiente habrá mala calidad del aire con alta probabilidad de llegar a contingencia, y la fase II combinada, que ocurre cuando los valores de ozono y partículas 2.5 están por arriba de la norma de manera simultánea.

Durante la fase preventiva se restringirá la circulación del 50% del total de vehículos administrativos pertenecientes a los municipios, alcaldías, al gobierno de la Ciudad de México, del Estado de México y al gobierno federal que circulan en la Zona Metropolitana del Valle de México. En Fase I la restricción de este tipo de vehículos será del 100%, que alcanzaría a 300 mil unidades.

En materia de restricciones para la industria, se añaden dos acciones: en Fase I la refinería de Tula, Hidalgo no podrá operar al más del 76% de su capacidad y en Fase II no podrá hacerlo a más del 45% de su capacidad.

En tanto en Fase I y II la Central Termoeléctrica Francisco Pérez Ríos, en Tula, Hidalgo, tendrá que reducir en 30% el consumo de combustóleo.

Acerca de misionpo 16017 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.