¿Cerveza al tiempo?… algo impensable en un país donde el “caluroso” clima obliga

De Fondo

Por Jesús Michel Narváez

Perder el tiempo es algo que los legisladores de Morena tienen en común.

Cuando no aprueban leyes y reglamentos insólitos, sacan de la chistera propuesta que en Sinaloa, Sonora, Baja California (las dos), Veracruz, Chiapas, Guerrero, Michoacán, San Luis Potosí y Aguascalientes, por citar solamente algunas entidades, serían rechazadas en cualquier consulta, aunque fuera patito.

Proponer que no se vendan “chelas frías” par que el consumidor las lleve a casa, las refrigere y después ñas beba sin salir a la calle, es algo que solamente en una mente dañada por el alcoholismo puede surgir.

Usted lo sabe y bien, que quienes afrontaron severos problemas de bebida que los llevó a alcohólicos anónimos, se vuelven enemigos de los bebedores.

Comienzan a pontificar y a sacar quién sabe de dónde diablos recetas que reduzcan el consumo y que terminan por alejar al consumidor de todas las espirituosas bebidas de las que México es líder.

Imaginar que en Culiacán, por ejemplo, se prohíba la venta de las “ampolletas bien heladas” es algo impensable.

O que por las “prisas de beber la cerveza” se tome al tiempo.

¡Uf, que asco!

La diputada María de Lourdes Paz Reyes osó amenazar a Baco con impedirle que sus fieles seguidores adquieran la “bebida de moderación” lista para servirse. Es decir: helada.

Reconoce la legisladora que no tiene bases científicas ni sabe de experiencias internacionales en el ramo, lo que equivale a exponer su pírrica sapiencia.

¿No hay temas torales en la Ciudad de México que atender?

¿Acaso se reducirá el alcoholismo prohibiendo la venta de bebidas, de cualquier tipo, al estilo de Chicago en los años veinte?

Y si de ocurrencias hablamos, hay que señalar lo que le he comentado respecto de las nuevas sanciones para los automovilistas que no respeten en reglamento de tránsito.

Qué bueno que haya rigidez en su aplicación, pero que malo que se infraccione el auto no al conductor.

Algunas personas están incapacitadas para conducir y contratan choferes. Si el propietario del auto es invidente y el chofer comete la infracción, ¿lo van a obligar a hacer la fajina –llamada tequio ahora- o le quitarán la licencia?

¡Vamos, hombre!

Las explicaciones que ofrecen en la Secretaría de Inmovilidad –los atascos, como dicen en España, son del cotidiano acontecer y en todos los rumbos de la ciudad- van de disparate en disparate: deben cambiar el nombre del propietario. Vaya: usted adquiere un auto, sufre para pagarlo y al final del día lo debe poner a nombre de otra persona para que usted ni pague las multas cívicas.

Son tiempos de ocurrencias y hasta Gerardo Fernández Noroña difundió en su twitter el hashtang: #ConLasCervezasNo”.

Algo correcto. Por lo pronto, salud con las chelas frías.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, jesusmichelnarvaez266@gmail.com, Facebook: jesusmichel, Twitter: @jesusmichelMx y en Misión, Periodismo sin Regaños lunes, miércoles y viernes de11 a 12 horas por ABC-Radio en el 760 de AM.

Acerca de misionpo 37492 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.