Líderes del mundo reaccionan con estupor ante incendio en Notre Dame

Varios líderes y algunas autoridades mundiales se unieron hoy a las reacciones de tristeza y estupor ante el incendio en la Catedral de Notre Dame, uno de los monumentos más importantes para la historia cultural de la humanidad.

El Vaticano recibió con «incredulidad y tristeza» la noticia del «terrible» fuego que ha devastado este lunes la mayor parte de la cubierta de la catedral de Notre Dame en País, «símbolo de la cristiandad en Francia y en el mundo».

El portavoz interino de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, lamentó en un comunicado el incendio, declarado sobre las 18:50 hora local, y que ha destruido gran parte de la cubierta del templo.

«La Santa Sede ha acogido con incredulidad y tristeza la noticia del terrible incendio que ha devastado la catedral de Notre Dame, símbolo de la Cristiandad en Francia y en el mundo», señaló.

Gisotti manifestó la «cercanía» del Vaticano a los católicos franceses y a los parisinos, y aseguró oraciones por los bomberos y todos aquellos que se esfuercen en «hacer lo posible para afrontar esta dramática situación».

La canciller alemana Angela Merkel afirmó que la catedral Notre Dame constituye un «símbolo de Francia» y de «nuestra cultura europea». El portavoz de la canciller, Steffen Seibert, tuiteó: «Estas horribles imágenes de Notre Dame en fuego duelen. Notre Dame es un símbolo de Francia y de nuestra cultura europea. Nuestros pensamientos están con los amigos franceses».

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, escribió: «Completamente desgarrador ver la catedral de Notre-Dame en llamas. Los canadienses pensamos en nuestros amigos en Francia mientras luchan contra el fuego devastador».

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a través de su cuenta de Twitter, @lopezobrador_, el Ejecutivo federal aseguró que se trata de una desgracia para los campos del arte, la cultura y la religión.

«Lamento el incendio en la catedral de Notre Dame, en París, Francia. Es una desgracia para el arte, la cultura y la religión», difundió el mandatario mexicano en la red social.

La directora de la UNESCO, Audrey Azoulay, escribió: «Inmensa emoción delante del dramático incendio en la catedral de Notre Dame, Patrimonio Mundial desde 1991. La UNESCO sigue de cerca la situación y está al lado de Francia para salvaguardar y rehabilitar este patrimonio inestimable».

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, tuiteó: «Horrorizado por las imágenes del incendio que devasta la catedral de Notre-Dame, una joya única del patrimonio mundial que reina sobre París desde el siglo XIV. Mis pensamientos están con el pueblo y el gobierno francés».

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, también reaccionó: «Notre Dame de París es Notre Dame de todo Europa. Estamos todos con París hoy».

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, tuiteó: «un terrible incendio en curso en la catedral de Notre-Dame de París. Los bomberos de París tratan de contener las llamas. Nos movilizamos al lugar de la mano de la diócesis de París. Invito a todos y todas a respetar el perímetro de seguridad».

Por su lado, la presidenta del movimiento político de derecha Rassemblement National, Marine Le Pen, escribió: «Apoyo para nuestros bomberos valerosos que luchan por apagar el incendio que devasta esta maravilla de nuestro patrimonio y nuestra cultura».

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, dijo en su Twitter: «Desgarradoras imágenes de la catedral de Notre Dame en llamas. Londres acompaña hoy a París en el dolor, y en la amistad siempre».

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, escribió: «Presenciamos con tristeza infinita el incendio de un monumento patrimonio de la humanidad. La Catedral de Notre Dame nos pertenece a todos. Debemos ayudar a cuidar la memoria y la historia del mundo. Estamos perdiendo un tesoro, una página de la cultura mundial».

El presidente de Colombia, Iván Duque, dijo en Twitter: «Lamentamos el trágico incendio que a esta hora consume la histórica catedral de Notre Dame, en París. Vemos con tristeza cómo este símbolo mundial y de la cultura francesa sufre este irreparable daño».

La excandidata presidencial de Estados Unidos, Hillary Clinton, también se pronunció: «Mi corazón está en París. Notre Dame es un símbolo de nuestro habilidad como humanos para unirnos en propósito mayor: construir espacios de culto que roban el aliento y que nadie pudo haber construido por sí solo. Le deseo a Francia fuerza y propósito compartido mientras está de luto y reconstruye».

Acerca de misionpo 4849 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.