Un Peligroso y Preocupante Grado de Enfrentamiento Social

Las Revueltas de Silvestre

*En España el Independentismo de Cataluña

*Los “Chalecos Amarillos” Actúan en Francia

*La Quema de Libros por Sacerdotes en Polonia

Por Silvestre Villegas Revueltas

No me estoy refiriendo al tema de la estrategia del gobierno del presidente López Obrador en torno a la forma de sanear el funcionamiento de PEMEX,  tampoco acerca del procedimiento erróneo que no equivocación histórica en torno al modo en que se realizó la conquista de lo que se convertiría en la Nueva España, menos estoy pensando en si el proyecto de la Guardia Nacional trae detrás la idea de militarizar la estrategia de seguridad nacional (una realidad ya añeja en entidades como Tamaulipas o Guerrero). Alejado estoy de elucubrar si asuntos como el nuevo aeropuerto para la Ciudad de México, la muy loable reforma laboral que necesita cambios muy meditados para beneficio de obreros, empresarios y en general el empleo, o cualquier otro tema que salga en la agenda diaria nacional, está produciendo al interior de la sociedad mexicana una profunda división donde afloran todos los rencores, todos los odios personales, el miope unilateralismo y la ausencia racional de un genuino proceso de argumentación positiva –entendido el último sustantivo como el afán de construir una idea, un proyecto industrial, un programa de salud pública, una reforma educativa o cualquier asunto de gobierno cuya implementación sea en beneficio del pueblo mexicano.

A pesar del anterior párrafo, estimado lector, más bien estoy pensando en los múltiples enfrentamientos que se están produciendo a nivel internacional y que como historiador, tomando todas las distancias respectivas, me recuerdan a los peligrosos años de 1920 y 1930 donde las ideologías excluyentes del estalinismo, del fascismo italiano, del ultramontanismo francés, del aislacionismo estadounidense, de la unicidad japonesa y finalmente todo el andamiaje vital del Nacional Socialismo alemán produjo una colisión de posturas que se materializó en una conflagración, la Segunda Guerra Mundial, que además de sus innegables aspectos militares enfrentó al mundo a partir de sendos proyectos ideológicos-hegemónicos cuyo denominador en común fue el exclusivismo y la denostación de aquellas personas, pueblos y países que no pensaban como “YO”:  el único que poseía la verdad para arreglar los problemas nacionales y los asuntos mundiales.

Si miramos el panorama de lo que se está sucediendo en España, el actual enfrentamiento tiene su asunto medular y se deriva en relación al problemón que significa el proceso independentista de Cataluña. En los últimos meses no solo generó la caída del régimen de Rajoy y la no confianza en torno al trabajo diario del régimen del premier Sánchez sino la aparición de los ultras, en el partido reaccionario Vox y en sentido opuesto, en la proliferación de colectivos que lo mismo señalan el tema de “Proces” que la prohibición de las corridas de toros, el feminismo más extremo y un muy largo etcétera.   En frases como “ésta es España y al que no le guste que se vaya” o el relato del escritor liberal Muñoz Molina quien paseando por el barrio madrileño de Salamanca fue amonestado por no traer una bandera española o al menos un distinto del “orgullo español”.

Y qué decir de la muy complicada agenda y divisiones sociales al interior de Francia. Hace pocos días dieron la vuelta al mundo aquellas escenas donde los llamados “chalecos amarillos” y supuestamente unas infiltrados “ultras” se dedicaron por horas a vandalizar comercios, automóviles y dañar el patrimonio histórico de París. En sus declaraciones originales, el movimiento de los “chalecos amarillos” protestaba porque los últimos gobiernos franceses, ya fuesen de tendencia socialista, de tendencia liberal, de tendencia neoliberal o disfrazados de ninguna ideología y cobijados de un supuesto pragmatismo, ninguno de aquellos gobiernos ha podido resolver la innegable decadencia de las condiciones laborales y niveles socio-económicos del pueblo francés. Lo anterior sin tomar en cuenta, el igual problemón francés, que resulta de la muy grande comunidad musulmana que para amplios sectores de la Francia profunda le son en extremo desagradables y nocivos porque a sus ojos: ni quieren asimilarse, ni comparten los valores culturales de los tradicionalistas que lo mismo están en Burdeos que en Lille o Estrasburgo.

Otro episodio que me preocupó y que sí recuerda la intolerancia de hace un siglo señalada párrafos arriba, fue el suceso fotografiado y comentado por la prensa internacional acerca de que un grupo de sacerdotes católicos en Polonia procedió a quemar libros u otros objetos considerados, “satánicos” o bien son productos que ejemplifican el consumismo que define el contemporáneo mundo de la globalización. De dicha quemazón no se libraron ni los mentados libros de Harry Potter, ni los productos ñoños de la firma Hello Kity, ni tampoco máscaras típicas de danzas africanas; como mexicano estaría muy preocupado porque en nuestra cultura existe una multiplicidad de máscaras que lo mismo se utilizan para los carnavales, las festividades de los ciclos agrícolas, pero también en la parafernalia de las fiestas dedicadas a los santos patronales. En la próxima Semana Santa, si usted estimado lector tiene la oportunidad de visitar Zacatecas, vaya al magnífico museo de uno de los hermanos Coronel que cuenta con una colección envidiable de máscaras del mundo. En fin, el enfrentamiento social que está sucediendo a nivel mundial debido a cualquier tema, lo mismo en Alemania que Brasil, Uruguay o Venezuela es una realidad de nuestros tiempos la cual debe ser tomada en cuenta por los gobiernos, analizada por los sociólogos, ponderada por los psicólogos, relatada y anotada por historiadores, literatos y periodistas. Pero sin duda alguna es un fenómeno preocupante de intolerancia que lo mismo se está manifestando en México que en la Gran Bretaña donde el tema del Brexit divide a familias, divide a la clase política inglesa y preocupa a los muy interesados conglomerados financieros.

Acerca de misionpo 5352 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.