¿”Mascotas” o economía?

Yo Campesino

*Manejo actual del presupuesto hace estragos en la hacienda pública e inversión

Por Miguel A. Rocha Valencia
Apenas inició abril y ya hay problemas de dinero. Las diferencias entre el jefe de la oficina de la presidencia, Alfonso Romo Garza y el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, respecto a los recortes de personal y presupuestales en el gobierno de López Obrador son precisamente porque la cobija empezó a encogerse y amaga con desproteger sectores de la administración.
La desaceleración económica evidente, dice que el primero tiene razón cuando habla de que habrá nuevos recortes y que el segundo sale a enmendar la plana, por simple reflejo. Romo es empresario y el otro, economista de medio pelo.
Pero como ya es costumbre, en la administración federal niegan problemas y ponderan los indicadores que les convienen aunque los resultados correspondan a factores ajenos al de un buen manejo de la economía, como la presunta fortaleza del peso, aunque enfrente la realidad esté golpeando con un brinco inflacionario pocas veces observado.
Ahí están los precios de los básicos, subieron de manera real y visible. Por ejemplo, los pellejos disfrazados de bistec alcanzan los 130 pesos por kilo; en el “súper” el papel sanitario marca propia creció de 14.50 a 18.50 cuatro rollos; el pan de dulce de 5.50 a 8.50 la pieza y así por el estilo.
Lo cierto es que en la administración federal, donde dicen que no han corrido a nadie, habrá de reflejarse en muy poco tiempo la falta de dinero para inversión, pago de nómina, servicio y principal de deuda o pensiones, dado que se están destinando muchos de los recursos a sostener los programas asistencialistas y clientelares a fondo perdido.
No sabemos si le van a parar en algún momento al reparto de billetes para alcanzar la base de 50 millones de abonados o “mascotas” como dice López Obrador, o si van a continuar esperando que la iniciativa privada siga ocupando el lugar del gobierno en materia de inversión, como lo hicieron los que se fueron, sólo que aquéllos, no lo repartieron ¡se lo robaron!
Si López sigue con la bandera de los pobres, entre los que hay millones de ninis y vividores, a quienes compara con “mascotas” y lo revuelve con los eternos culpables de la ex mafia en el poder y la corrupción, estaremos fritos, porque eso no es economía, es demagogia barata que nos puede llevar, como ya dijimos a un cuadro depresivo del que para salir se necesitará algo más que un “me canso ganso”.
Como diría Brozo a López Obrador, hay que parar… estamos muy cercanos a un problema que dañe las estructuras económicas incluyendo la base de contribuyentes. El tema no es tan sencillo como “hacer un hoyo y sacamos petróleo”.
Es más complicado. La deuda está aumentando en millones de dólares y la inversión no crece para contrarrestar los efectos de la economía que se está frenando. Dinamizarla va a costar mucho más que demagogia, y hasta las “mascotas” van a sufrir las consecuencias.

Acerca de misionpo 5460 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.