Es mejor pedir perdón y hermanarnos: AMLO sobre petición a España

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no pretende resucitar los diferendos entre México y España, sino sanar las heridas que siguen abiertas por los agravios contra los pueblos originarios en la época de la Conquista.

Aseveró durante la conmemoración de los 500 años de la Batalla de Centla, después de confirmar que envió dos cartas, una al Rey de España, Felipe VI, y otra al papa Francisco, para que pidan una disculpa a nuestro país por lo que, reclamó, fue una invasión y no un encuentro entre dos culturas.

“No es el propósito resucitar estos diferendos, sino ponerlos al descubierto. No mantenerlos en el subsuelo como algo subterráneo porque todavía, aunque se niegue, hay heridas abiertas”, argumentó durante su discurso en Playa Punta de los Palmares.

Insistió en que “es mejor reconocer que hubieron abusos y se cometieron errores”, para alcanzar la reconciliación histórica; después de actos de autoritarismo, avasallamiento, asesinatos de miles de personas y la imposición de una cultura sobre otra, proceso en el que se derrumbaron templos del México Antiguo para elegir las iglesias de la religión católica.

López Obrador adelantó que se convocará a un consejo para preservar nuestra memoria histórica, el cual estará constituido por representantes de todas las expresiones y preparará las acciones conjuntas con España, para enlistar la lista de agravios desde el arribo de los peninsulares, la conquista, hasta la Independencia de México, hecho que este 2021 cumplirá 200 años.

“Que se haga una revisión histórica, sobre todo, que se reconozcan los agravios que se cometieron y surgieron los pueblos originarios, que haga la corona española este reconocimiento, lo mismo la iglesia católica”, demandó el primer mandatario.

En el acto público, la esposa del presidente, Beatriz Gutiérrez Müller, realizó un relató de la llegada de Hernán Cortés y del primer enfrentamiento con los mayas chontales, a quienes vencieron hace 500 años, dejando un saldo de entre 300 y 18 indígenas, según varían las cifras, mientras que de los españoles hubo solo tres muertos.

López Obrador resaltó que anteriormente, el papa Francisco ya hizo este reconocimiento en Bolivia, por lo que solicitó que se haga lo mismo en México.

Por su parte, reiteró que él también pedirá perdón a los yaquis, mayas y chinos por el exterminio de estas poblaciones, a nombre del Estado mexicanos.

Antes de concluir la ceremonia expresó que se sentía muy feliz de estar en el pueblo natal de su madre Manuelita, tierra que también es, dijo, “mi tierra y mi agua”.

Acerca de misionpo 37619 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.