AMLO pro yanqui?

Yo Campesino

*Sólo así se entienden muchas de sus medidas

Por Miguel A. Rocha Valencia

¿Y si López Obrador fuera más pro yanqui que todos los presidentes que le precedieron? Seguramente nadie lo creería, aunque algunos panistas afirman que en esta administración se están asumiendo decisiones neoliberales, de derecha, conservadoras con las que simpatizan, como regalar dinero a fondo perdido.

Algunos datos podrían indicar esa tendencia del actual primer mandatario, especialmente su cercanía a Donald Trump y para muestra, su reunión con el yerno del presidente estadunidense, Jared Kushner, quien incluso se ofreció a traer inversiones a México.

Bueno, hasta organizará una reunión de empresarios de aquél país en Cancún para presentar proyectos de inversión, hasta por 10 mil millones de dólares y que liguen a Estados Unidos y México en proyectos comunes, y es aquí donde ya empezaron las sospechas.

¿Quiénes se benefician con la cancelación del NAIM en Texcoco? Los operadores estadunidenses incluyendo Panamá, Houston, Miami, Los Ángeles, entre otros, pues no se les quitará clientela de interconexiones hacia y desde todo Centro y sur América, Oceanía, Europa y Asia.

Porque al no haber un aeropuerto internacional de altas especificaciones y capacidades en frecuencias de vuelo, las líneas aéreas y los viajeros escogerán otras terminales de conexión.

También está el afirmar la interconexión terrestre y marítima con un sistema multimodal de transporte que una las vertientes del Golfo de México y el Pacífico para el tráfico de mercancías. Para eso será muy útil el tren transístmico.

Igual se ha dicho de la ambición de empresarios con matrices en Estados Unidos por controlar la rica biosfera del sur de México y de ahí a Centroamérica. Y qué mejor forma de hacerla suya a través de un ferrocarril que circule en toda la península yucateca donde la carga será materias primas y desde luego los minerales que se afirma son abundantes en la zona.

Son proyectos que requieren inversión, donde los extranjeros serán mano, como sucede con la reconversión de las refinerías y la nueva por construir en Dos Bocas, a pesar de las opiniones en contrario.

Los contratos se asignarán de manera directa o por invitación restringida donde las empresas con capital mayoritariamente mexicano, serán excluidas, como acaba de suceder, bajo el pretexto consabido de corrupción.

Porque además, y lo vamos a ver, no habrá inversión pública pues el dinero se necesita para cubrir los programas sociales que garantizarán una plantilla de 50 millones de agradecidos mexicanos que exigirán que siga la IV Transformación.

Entonces, ¿de dónde vendrá la inversión? Sí, de las empresotas extranjeras invitadas al festín de “se vende México”, como sucedió con las refinerías. ¿O qué, el tal Jared Kushner es una hermana de la caridad?

Pero falta lo mejor. ¿A quién creen que le urge más la Guardia Nacional? Sí, a Estados Unidos, a Donald Trump, ese es el muro que realmente está construyendo, pues con 250 mil “soldados” se combatirá a todo lo que nos han dicho que no les gusta de aquél lado, incluyendo los migrantes.

Acerca de misionpo 4849 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.