Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo reabre con exposición “Kahlo sin fronteras”

El pasado 6 de julio, día del 117 aniversario del nacimiento de Frida Kahlo, abrió la exposición “Kahlo sin fronteras”, en el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo con poco más de 120 fotografías. Cristina Kahlo, sobrina de la pintora y curadora de la muestra, en colaboración con Javier Vázquez, encabezó la apertura de la antología de imágenes de los años 1950 a 1953, que capturan sus estancias en hospitales, incluso aquella en la que le fue amputada la pierna derecha.

En entrevista con El Sol de México, Cristina Kahlo informó que en 2015 ella logró entrar a los archivos del hospital privado en el que en su momento recibía atención médica la pintora y tuvo en sus manos el expediente clínico, así como las fotografías.

“A la vez, yo fotografié las imágenes, como la que Frida estaba recibiendo a un matrimonio huichol que la visitó en su habitación en el año de 1950. Hubo otra foto donde ella hace su teatro guiñol con marionetas de niños indígenas, igual de 1950”, relató la fotógrafa y curadora de la exposición, quien encontró la imagen en la que Frida Kahlo está pintando el cuadro Viva la vida, que pertenece a la Fundación Televisa.

“Hay fotografías y cartas escritas de puño y letra de Frida dirigidas al doctor Leo Eloesser. También, hay una imagen que la capta tomando una llamada telefónica, esta es de 1949 y recibos de las cuentas que pagó Diego Rivera. Es del archivo del Centro Médico ABC, antes era The American British Cowdray Hospital”, destaca Cristina Kahlo.

El Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo dirigido por Valentina García reabre sus puertas al público con esta exposición, tras la rehabilitación del edificio.

“La exposición lleva el mensaje de romper la frontera con el cuerpo y además traemos información física y fotos sacadas de los expedientes médicos de Frida. Por otro lado, con esta exposición le damos un homenaje a los doctores. Es muy importante mencionarlos a ellos, que la atendieron por años durante sus cirugías y convalecencias, a ella le hubiera gustado este tributo a los médicos, enfermeras, camilleros que trabajan en la institución de salud.

“A pesar de estar hospitalizada, se mantenía creativa haciendo obras desde las paredes de su habitación de hospital y atendía llamadas para colocar sus obras. Se dejó fotografiar por ejemplo por Juan Guzmán, porque ella sabía que una foto deja constancia de la vida de alguien”, explicó Cristina Kahlo.

Acerca de misionpo 39318 Articles
Noticias nacionales e internacionales. Investigación y reflexión política.